NAMASTÉ



"Yo honro el lugar dentro de ti donde el Universo entero reside. Yo honro el lugar dentro de ti de amor y luz, de verdad, y paz. Yo honro el lugar dentro de ti donde cuando tú estás en ese punto tuyo, y yo estoy en ese punto mío, somos sólo Uno."


Un día me levanté y ví que algo había cambiado a mi alrededor, en mi. Me inundaba una serena sensación de Paz y Amor por todo lo creado. Una simple florecilla me parecía entonces lo más hermoso y más grande en su perfección. La sonrisa de un niño, las lágrimas de un anciano... Mirarme a mi misma en el espejo... El mundo en sí parecía tener colores de recién pintado.

Al principio, yo no entendía a que podía deberse aquel cambio que sólo yo parecía ver. Nadie a mi alrededor parecía ser consciente de que todo a su lado brillaba de otra manera excepto yo. Llegue incluso a pensar si no estaría volviéndome loca, pero no. Simplemente había tomado conciencia de quien soy.

Poco a poco, al principio con paso inseguro y un tanto sola, fui iniciando mi camino. Buscaba a ciegas información en los sitios mas insospechados. Era como si una voz interior me guiase. (No puedo dejar de sonreír ante este comentario: "una voz interior".) Lejos estaba entonces de saber que era precisamente eso lo que me impulsaba a seguir.

Pronto comencé a conocer a gente que se encontraban en mi misma situación. Pronto comenzaron a aparecer en mi vida personas, Almas de Luz, que me fueron guiando, ayudando, consolando cuando tropezaba y caía y empujándome cuando parecía que iba a desistir en mi labor.

Comprendí que significaba haber DESPERTADO. Comprendí la tarea que tenía por delante para llevar a buen puerto la misión que se me encomendó. Aprendí lo ya sabido de nuevo, como si fuera de nuevo un bebe recién nacido. Viaje en mis sueños a las ciudades de sanación.

Ahora sé que soy Amor porque provengo del AMOR del PADRE y que como tal, estoy para difundir ese mismo Amor por todo lo que ÉL creó. Que mi meta está en ir evolucionando hacía la perfección y en ayudar a aquellos de nuestros hermanos que comiencen su caminar como un día fui ayudada yo.


*********


Por todo esto puedo y debo deciros:


Yo soy Drisana, la hija del Sol.


Ese es el significado de mi nombre, al menos el nombre más antiguo que recuerdo haber tenido en esta dimensión desde la primera vez que encarne en mi amada Lemuria.


En este aquí y ahora he vuelto de renacer, he despertado a la verdad y he recordado. Me he reconocido en cada un@ de mis herman@s. He reaprendido a amar al Padre-Madre y a toda su Sagrada y Divina Creación.


Y he sentido el llamado ancestral que anclado en lo más profundo de mi Esencia, me empuja a ayudar e iluminar desde la humildad de mi Ser y como persona humana, al resto de mis herman@s que ya están despertando.


Es tiempo de volver a Ser aquello que tan profundamente duerme dentro de nosotr@s. Tiempo de abrir los ojos del Alma, de avivar la llama imperecedera del AMOR Incondicional que se guarda en la cámara mas secreta de nuestros corazones. Tiempo de reconocer nuestra parte Divina. Tiempo de entender que como parte de la más Pura Luz del PADRE, tenemos un trabajo que hacer, una misión que cumplir.


Es tiempo de regresar al Hogar.


¡Despertar!


Llegó la hora de volver a ser Unidad con el UNO y de brillar con su Infinita Luz.


Desde la LUZ y con el AMOR más puro y profundo, os pido que repitáis conmigo:


YO SOY el/la que YO SOY y como tal me manifiesto en la Serena Paz, la Pura Luz y el Infinito Amor Incondicional del PADRE-MADRE.


YO SOY el/la que YO SOY



Que la LUZ del PADRE ilumine siempre nuestros corazones y junto con sus Ángeles y Arcángeles, seamos dignos y capaces de llegar al mismo centro de SU corazón,


La Paz y el Amor con nosotros.


Drisana

martes, 11 de noviembre de 2014

EL LIBRO DE LAS PIEDRAS QUE CURAN, por Santa Hildegarda de Binguen (Contiene pdf)


EL LIBRO DE LAS PIEDRAS QUE CURAN, por Santa Hildegarda de Binguen
(Contiene pdf)

Hace 850 años, una monja benedictina alemana que estaba invadida por la Luz Viva del Espíritu Santo, dejó escritas para nosotros la utilidad de las criaturas más corrientes -vegetales, animales y minerales- en un tratado. 

 Este libro es la primera traducción española, comentada y anotada, del libro de santa hidelg. recoge y explica la utilidad para el hombre y las virtudes curativas de una veintena larga de piedras preciosas que, a pesar de sus nombres prestigiosos, son todas asequibles y nada onerosas. 

 Se trata de mostrar remedios sencillos a quienes tienen problemas de salud, para lo cual hemos analizado el original latino y cotejado la traducción con lapidarios antiguos y modernos, especialmente con los trabajos de los doctores Hertzka, Strehlow y Gienger, pioneros de la medicina hildegardiana.

Pero como no hay dos piedras iguales y cada ser humano reacciona según su constitución y naturaleza, nadie puede garantizar su eficacia en cada caso concreto. 

 Las obras de Santa Hildegarda están llenas de afirmaciones asombrosas que revelan un conocimiento de la realidad física muy avanzado para su epoca deja bien claro que a los 43 años le invadió la Luz Viva, el Espíritu Santo, que le estuvo dictando durante décadas varios libros sin dejarl poner una sola palabra de su cosecha. 

Santa Hildegarda ha dejado escrito repetidas veces que carecía de instrucción y que solamente le habían enseñado el Salterio (la recitación de los salmos), para el cual era necesario saber leer y escribir.

Pero como esto resulta inexplicable, inaceptable e increíble para determinados críticos, buscan otras explicaciones y le atribuyen grandes dotes naturales, una extensa cultura (eso dice el propio Benedicto XVI), experiencia científica, práctica médica, y una gran capacidad de absorción del legado científico de su tiempo y de la sabiduría popular alemana. 

Ahora bien, esas explicaciones cientifistas no resisten el cotejo con las fuentes históricas, que son abundantes y unánimes. En buena crítica histórica, si alguien quiere contradecir a lo que dicen las fuentes coetáneas, antes tendrá que demostrar que son falsas, y eso es imposible porque las fuentes proceden del propio scriptorium del monasterio que regía Santa Hildegarda. En realidad, lo único que puede oponerse a las fuentes históricas de Santa Hildegarda son nuestros prejuicios contemporáneos. 

 Desde los cuarenta y tres años de edad, Santa Hildegarda recibió del Espíritu Santo, la Luz Viva, tres obras importantes cuyos dictados duraron respectivamente diez años (Scivias), cinco años (Vitae Meritoruni) y ocho años (Divinorum Operum). En el intervalo entre los dos primeros dictados, recibió además interiormente vidas de santos y piezas musicales, una lengua desconocida, otras obras menores y sostuvo una copiosa correspondencia, además de una gran obra de medicina que tradicionalmente se ha separado en dos partes: un libro médico para profesionales de la salud, «Causas y remedios de las enfermedades », {Liber Causae et Curae), y un libro de divulgación para profanos, la Física {Physica), que trata de la utilidad para el hombre de las cosas creadas más corrientes. 

 La Física expone, desde el punto de vista divino, las características, valor dietético y uso medicinal de algo más de medio millar de animales, vegetales y minerales, agrupados a grandes rasgos y sin las precisiones científicas de hoy (por ejemplo, la ballena está con los peces como criatura acuática que es) en nueve libros, de los cuales el más cuantioso es el Libro Primero sobre hierbas, que contiene 213 plantas, a las que habría que añadir los 57 árboles del Libro Tercero. 

 El Libro Cuarto, dedicado a las piedras, y más concretamente a las piedras preciosas y semipreciosas, solo se ocupa de 25 piedras porque las demás, dice, valen poco para medicina. El libro constituye en realidad un lapidario. 

Jesus Ludena......      lima-peru 


 PARA DESCARGAR EL LIBRO HAZ CLICK AQUI 

(http://api.ning.com/files/TtwBo078M6j8M7gEidu-zRTJmiqwKwYGwn9hbvdBM6FqW2Y3iS3Ez4jW7LlzR0rZYMasWx4qfxC93tLRB0uvQfaMXsga4G*p/ElLibrodelasPiedrasqueCurandeSantaHildegardaVeubmJj6rvb.pdf)


*** Si el link no funcionara os recomiendo copiar y pegar en vuestro buscador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario