NAMASTÉ



"Yo honro el lugar dentro de ti donde el Universo entero reside. Yo honro el lugar dentro de ti de amor y luz, de verdad, y paz. Yo honro el lugar dentro de ti donde cuando tú estás en ese punto tuyo, y yo estoy en ese punto mío, somos sólo Uno."


Un día me levanté y ví que algo había cambiado a mi alrededor, en mi. Me inundaba una serena sensación de Paz y Amor por todo lo creado. Una simple florecilla me parecía entonces lo más hermoso y más grande en su perfección. La sonrisa de un niño, las lágrimas de un anciano... Mirarme a mi misma en el espejo... El mundo en sí parecía tener colores de recién pintado.

Al principio, yo no entendía a que podía deberse aquel cambio que sólo yo parecía ver. Nadie a mi alrededor parecía ser consciente de que todo a su lado brillaba de otra manera excepto yo. Llegue incluso a pensar si no estaría volviéndome loca, pero no. Simplemente había tomado conciencia de quien soy.

Poco a poco, al principio con paso inseguro y un tanto sola, fui iniciando mi camino. Buscaba a ciegas información en los sitios mas insospechados. Era como si una voz interior me guiase. (No puedo dejar de sonreír ante este comentario: "una voz interior".) Lejos estaba entonces de saber que era precisamente eso lo que me impulsaba a seguir.

Pronto comencé a conocer a gente que se encontraban en mi misma situación. Pronto comenzaron a aparecer en mi vida personas, Almas de Luz, que me fueron guiando, ayudando, consolando cuando tropezaba y caía y empujándome cuando parecía que iba a desistir en mi labor.

Comprendí que significaba haber DESPERTADO. Comprendí la tarea que tenía por delante para llevar a buen puerto la misión que se me encomendó. Aprendí lo ya sabido de nuevo, como si fuera de nuevo un bebe recién nacido. Viaje en mis sueños a las ciudades de sanación.

Ahora sé que soy Amor porque provengo del AMOR del PADRE y que como tal, estoy para difundir ese mismo Amor por todo lo que ÉL creó. Que mi meta está en ir evolucionando hacía la perfección y en ayudar a aquellos de nuestros hermanos que comiencen su caminar como un día fui ayudada yo.


*********


Por todo esto puedo y debo deciros:


Yo soy Drisana, la hija del Sol.


Ese es el significado de mi nombre, al menos el nombre más antiguo que recuerdo haber tenido en esta dimensión desde la primera vez que encarne en mi amada Lemuria.


En este aquí y ahora he vuelto de renacer, he despertado a la verdad y he recordado. Me he reconocido en cada un@ de mis herman@s. He reaprendido a amar al Padre-Madre y a toda su Sagrada y Divina Creación.


Y he sentido el llamado ancestral que anclado en lo más profundo de mi Esencia, me empuja a ayudar e iluminar desde la humildad de mi Ser y como persona humana, al resto de mis herman@s que ya están despertando.


Es tiempo de volver a Ser aquello que tan profundamente duerme dentro de nosotr@s. Tiempo de abrir los ojos del Alma, de avivar la llama imperecedera del AMOR Incondicional que se guarda en la cámara mas secreta de nuestros corazones. Tiempo de reconocer nuestra parte Divina. Tiempo de entender que como parte de la más Pura Luz del PADRE, tenemos un trabajo que hacer, una misión que cumplir.


Es tiempo de regresar al Hogar.


¡Despertar!


Llegó la hora de volver a ser Unidad con el UNO y de brillar con su Infinita Luz.


Desde la LUZ y con el AMOR más puro y profundo, os pido que repitáis conmigo:


YO SOY el/la que YO SOY y como tal me manifiesto en la Serena Paz, la Pura Luz y el Infinito Amor Incondicional del PADRE-MADRE.


YO SOY el/la que YO SOY



Que la LUZ del PADRE ilumine siempre nuestros corazones y junto con sus Ángeles y Arcángeles, seamos dignos y capaces de llegar al mismo centro de SU corazón,


La Paz y el Amor con nosotros.


Drisana

sábado, 10 de noviembre de 2018

*LAS 11 LEYES DEL IKIGAI*



*LAS 11 LEYES DEL IKIGAI*


Según los Japoneses, todo el Mundo tiene un ikigai, *un motivo para existir*...

Algunos lo han encontrado y son conscientes de su ikigai; otros lo llevan dentro, pero todavía lo están buscando... Este es uno de los secretos para una Vida Larga, Joven y Feliz...


1. *Mantente siempre activo, nunca te retires*...

Quien abandona las cosas que ama y sabe hacer, pierde el sentido de su vida...Por eso, incluso después de haber terminado la vida laboral «oficial», es importante seguir haciendo cosas de valor, avanzando, aportando belleza o utilidad a los demás, ayudando y dando forma a nuestro pequeño mundo...

2. *Tómatelo con calma*...

Las prisas son inversamente proporcionales a la calidad de vida...Como dice un viejo proverbio: «Caminando despacio se llega lejos». Cuando dejamos atrás las urgencias, el tiempo y la vida adquieren un nuevo significado...

3. *No comas hasta llenarte*...

También en la alimentación para una vida larga, «menos es más». Según la ley del 80%, para preservar la salud mucho tiempo, en lugar de atiborrarse hay que comer un poco menos del hambre que tenemos...

4. *Rodéate de buenos amigos*...

Son el mejor elixir para disolver las preocupaciones con una buena charla, contar y escuchar anécdotas que aligeren la existencia, pedir consejo, divertirnos juntos, compartir, soñar... En suma, vivir...

5. *Ponte en forma para tu próximo cumpleaños*...

El agua se mueve, fluye fresca y no se estanca...Del mismo modo, tu vehículo para la vida necesita un poco de mantenimiento diario para que pueda durar muchos años. *Además, el ejercicio segrega las hormonas de la felicidad*...

6. *Sonríe*...

Una actitud afable hace amigos y relaja a la propia persona. Está bien darse cuenta de las cosas que están mal, pero no hay que olvidar el privilegio de estar aquí y ahora en este mundo lleno de posibilidades...

7. *Reconecta con la naturaleza*...

Aunque la mayoría de seres humanos vivan en ciudades, estamos hechos para fundirnos con la naturaleza...Necesitamos regularmente volver a ella para cargar las pilas del alma...

8. *Da las gracias*...

A la Vida, a tus antepasados, a la naturaleza que te provee aire y alimento, a tus compañeros de vida, a todo lo que ilumina tu día a día y te hace sentir dichoso de estar vivo...Dedica un momento del día a dar las gracias y aumentarás tu caudal de felicidad...

9. *Vive el momento*...

Deja de lamentarte por el pasado y de temer el futuro...Todo lo que tienes es el día de hoy...Dale el mejor uso posible para que merezca ser recordado...

10. *Disfruta de tu música preferida*, la música activa tus sentidos mas que cualquier actividad...

11. *Sigue tu ikigai*...

Dentro de ti hay una pasión, un talento único que da sentido a tus días y te empuja a dar lo mejor de ti mismo hasta el final...Si no lo has encontrado aún, 
*tu próxima misión será encontrarlo!* Mucha suerte!


Publicado en Facebook por Enrique Casco Trimarco:

lunes, 5 de noviembre de 2018

PARA VOLAR SON NECESARIAS DOS ALAS, por Osho


PARA VOLAR SON NECESARIAS DOS ALAS,
por Osho

La inteligencia debe ser balanceada por el amor y el amor debe ser balanceado por la inteligencia.

Preguntaron a Osho: Los profesionales como yo utilizamos nuestra inteligencia en exceso, tanto que tendemos a ver la vida sólo a través del intelecto, negando así otras formas de hacerlo. Esto tiende a hacer nuestra vida aburrida y pesada, quitándole su lustre.

Osho les respondió: El problema verdadero no es el uso de demasiada inteligencia sino la falta de uso de la emoción. La emoción se desatiende totalmente en nuestra civilización, así que se pierde el equilibrio y se desarrolla una personalidad torcida. Si la emoción también es utilizada, entonces no hay desequilibrio.

Un equilibrio de la emoción y del intelecto se debe mantener en la proporción adecuada; de lo contrario la personalidad entera se enferma. Es igual que si únicamente se usa una pierna. Tú puedes seguir usándola, pero no llegas a ninguna parte; simplemente te agotas. La otra pierna debe ser utilizada. La emoción y el intelecto son como dos alas: cuando utilizamos solamente un ala el resultado será frustración. Entonces la dicha que llega al usar ambas alas simultáneamente, en equilibrio y armonía, nunca es alcanzada.

No tengas miedo de usar demasiado el intelecto. Solamente cuando se utiliza la inteligencia tú tocas las profundidades; sólo ahí tu potencial está estimulado. El trabajo intelectual no implica la utilización de tu inteligencia. El trabajo intelectual es meramente superficial; no se toca ninguna profundidad, nada es desafiado. Eso da lugar al aburrimiento; genera trabajo que no causa placer. El placer viene siempre cuando se desafía la individualidad y tú tienes que probarte a ti mismo y responder al desafío. Cuando son desafiadas, la inteligencia o la emoción crean ambas su propia dicha.

Una persona es esquizofrénica si solamente una porción de su personalidad está trabajando y la otra está muerta. Entonces hasta la parte que está en funcionamiento no trabajará realmente bien porque estará con exceso de trabajo. La personalidad es una totalidad; no tiene ninguna división en absoluto. Realmente, la personalidad entera es una energía que fluye. Cuando la energía se utiliza de manera lógica se convierte en inteligencia, y cuando no se utiliza lógicamente sino emocionalmente se convierte en corazón. Éstas son dos cosas separadas; es la misma energía que atraviesa dos canales diferentes.

Cuando no hay corazón sino sólo intelecto, nunca te puedes relajar. La relajación quiere decir que ahora la misma energía dentro de ti está trabajando en un canal diferente. La relajación no quiere decir que no hay trabajo en absoluto, significa trabajo en otra dimensión. Entonces la dimensión que está sobrecargada se relaja.

Una persona que sigue una búsqueda intelectual continuamente, nunca se relaja. No desvía su energía a otra dimensión, así que su mente sigue trabajando en una sola dirección innecesariamente. Eso crea aburrimiento. Más y más pensamientos vienen y van; se difunde la energía, se pierde. Tú no puedes disfrutarla; por el contrario, estarás decepcionado y disgustado con esta carga innecesaria. Pero la mente, o el intelecto, no es el culpable. Como una dimensión alternativa no se ha proporcionado, como no hay otra puerta abierta a ella, la energía continúa dando vueltas en tu interior.

La energía nunca puede estar estancada. Energía significa lo que no está estancado, lo que siempre está fluyendo. Relajación no significa la energía que está estancada o dormida; científicamente, la relajación quiere decir que ahora la energía está fluyendo a través de otro canal, de otra dimensión, que ha entrado en otro espacio.

Pero aunque el espacio puede ser diferente, si no es completamente lo opuesto al espacio en el que te encontrabas antes, la mente no se relajará. Por ejemplo, si tú trabajas en un problema científico, entonces te puedes relajar leyendo una novela. El trabajo es diferente: ocuparse de un problema científico es ser activo una modalidad muy masculina mientras que leer una novela es ser pasivo, que es una modalidad absolutamente femenina. Aunque estás utilizando la misma mente estarás relajado, porque es el polo opuesto de la mente el que está siendo utilizado. Tú no estás solucionando nada, no estás activo; eres sólo un receptor, recibiendo algo. La dimensión es la misma excepto que la emoción, el polo opuesto, está siendo utilizada.

De la misma forma, cuando amamos, el intelecto no entra en juego en absoluto. Sucede justo lo contrario: la parte irracional de tu personalidad entra en acción. La inteligencia debe ser balanceada por el amor y el amor debe ser balanceado por la inteligencia. Ordinariamente, este equilibrio no se encuentra en ninguna parte.

Si alguien está enamorado y comienza a descuidar todas las búsquedas intelectuales, esto también creará aburrimiento. Incluso el amor se convierte en una tensión si es un asunto de veinticuatro horas al día. Una vez que el desafío se pierde, el placer también se perderá: el juego se perderá y se convertirá tan sólo en trabajo. La misma cosa sucede con un intelectual que descuida el lado emocional de su ser.

Estas dos piezas, estos dos polos, deben estar en equilibrio, sólo entonces nace un ser humano integrado e individual.


Osho

Fuente: https://www.lailuminacion.com

martes, 30 de octubre de 2018

¿CÓMO PUEDO SABER SI ESTOY PROGRESANDO EN EL SENDERO?, por Robert Adams


¿CÓMO PUEDO SABER SI ESTOY PROGRESANDO EN EL SENDERO?
por Robert Adams

¿Cómo puedo saber si estoy progresando en el sendero? ¿Cómo puedo estar seguro?

Hay muchas señales. 
La primera es un sensación de paz, cuando ya no eres perturbado por las condiciones mundanas. El mundo parece continuar. Comienzas a verlo como una imagen, una película. Empiezas a reconocer lo que realmente es el mundo, una expresión de tu propia mente. Y cuando puedes hacer que el mundo nunca te hará daño de nuevo, perderá su poder sobre ti.
Tu cuerpo es parte del mundo, y también lo es tu mente. Por lo tanto, tienes que renunciar a estos también. 
Cuando no hay pensamientos para el cuerpo, no hay pensamientos para la mente, y no hay pensamientos para el mundo, entonces la acción divina correcta tiene lugar en tu vida y cada cosa se convierte en alegría. Todo se convierte en amor. Sin que pienses en ello, sin deseo, sin necesidad, eres libre.

Otra manera de saber si estás progresando es que ya no eres perturbado por ninguna condición. 
Es posible que pierdas tu trabajo, puedes perder a un familiar, puedes pasar por diversas experiencias, pero no estás decepcionado, porque puedes ver a través de la experiencia el otro lado. Y el otro lado es el cuarto estado de consciencia, además del sueño profundo, el sueño con sueños y la vigilia. 
En el cuarto estado de consciencia siempre hay felicidad, porque ese es el sustrato de todo lo que ves. 
Una vez más la elección es tuya. Tienes la libertad de identificarte con el mundo, o de identificarte con el Ser. No hay nadie, no hay ninguna cosa, que pueda hacerte daño o que te perturbe o moleste si centras la atención en el Ser (Dios).

¿Cómo enfoco mi atención en Dios?

Recordando Yo-soy. 

Yo-soy es el primer nombre de Dios. Cuando piensas en Yo soy estás invocando el nombre de Dios y estás enfocando tu atención en Dios. Por lo tanto, cuando tienes algún tipo de problema o algo te molesta, si te sientes de mal humor, si crees que algo está mal, si la guerra te afecta, no tienes que apagar el televisor, o cambiar tu entorno, o cambiar tus circunstancias. Sólo tienes que girar hacia adentro e invocar el nombre de Dios, diciendo: "Yo-soy". 
¿Qué ocurre cuando haces esto? 
Estás realmente diciendo, "Yo-soy la realidad absoluta, Yo-soy la conciencia pura, Yo-soy el nirvana, la vacuidad, la unidad final, Yo soy sat-chit-ananda".
Todo esto sucede cuando dices simplemente: "Yo-soy". 
Es por ello que, en las etapas iniciales, la meditación Yo-soy es muy importante, con la respiración. Cuando estás haciendo esto estás expulsando fuera todas tus falsas nociones, samskaras y el resto de basura, y entras en tu verdadera identidad.

Puedes saber si estás haciendo progresos por lo feliz que eres. Cuando ves que eres feliz, sin que ninguna condición te haga feliz, entonces sabes que algo está funcionando. 
Si necesitas algo o alguien para hacerte feliz, el mismo algo o alguien puede ponerte triste. Cuando la persona que te hace feliz te abandona te sentirás triste. Cuando la cosa de la que disfrutas te la quitan, te molesta. Por tanto, no dependas de ninguna condición para tu felicidad. La felicidad es tu verdadera naturaleza. 
Todo lo que tienes que hacer es invocar Yo-soy, y ya estás ahí radiantemente feliz.
Deja de identificarte con las condiciones mundanas. Cada vez que surge algo simplemente te dices a ti mismo: "Yo-soy", y el Yo-soy iniciará el proceso por ti. El Yo soy es como un interruptor. Cada vez que te quedes atrapado en el mundo simplemente enciende el interruptor, diciendo: "Yo-soy", y de repente descubrirás que comienzas a perder tu identidad y te fundes en tu propia consciencia.

Cuando digo que te fundes en tu consciencia no me refiero a que hay una consciencia por un lado y un tú por otro. Lo que quiero decir es que realmente despiertas a tu Ser. Despiertas a tu verdadera naturaleza. No hay una consciencia escondida en algún lugar y tienes que ir a encontrarla. La consciencia eres tú. Basta con dejar de pensar. Aquieta tu mente y comenzarás a brillar. No planees las cosas. Olvídate de las metas. Olvídate de los deseos. Simplemente trabaja en aquietar tu mente.
Cuando tu voz se calma, cuando te quedas en silencio, entonces la realidad comienza a brillar por sí misma.

La mente es sólo un conglomerado de pensamientos sobre el pasado y preocupaciones sobre el futuro. Eso es todo lo que es la mente.
Cuando empiezas a reconocer que el mundo es como un sueño, como una burbuja, la mente se vuelve cada vez más débil, y un día simplemente se disuelve. Realmente no se disuelve, ya que para empezar nunca estuvo ahí. Sin embargo, despiertas. Lo llamamos un despertar, y te das cuenta de que yo y mi padre somos uno. Acabas de convertirte en la unidad de toda existencia. Ya no hay ninguna diversidad. Te has convertido en el Ser imperecedero.

Una persona que está en el camino espiritual, gradualmente comienza a expandir su consciencia y la puerta se abre cada vez más. Eres capaz de ver más claramente. Por lo tanto no te sientas perturbado porque las cosas no son como parecen. El resultado final es que no ocurre nada. Nunca nada comenzó, nada continúa, y nada acabará. Tú eres simplemente consciencia dichosa. Eres un ser divino espiritual. Nunca has nacido. Nunca puedes morir. Tu verdadera naturaleza es el Ser, y el Ser es el Ser de todo, y todo está bien.



Robert Adams



viernes, 26 de octubre de 2018

AGRADECER LA VIDA, por Georgina Carosella


AGRADECER LA VIDA
por Georgina Carosella

Ante toda etapa que concluye, ante toda tarea cumplida, se impone un grato sentimiento de bienestar y, por qué no, de gratitud: la vida fluye y nos ha ayudado brindándonos circunstancias propicias.

Sin embargo, sí sabemos elevar nuestra mirada para ver que sé esconde detrás de cada hecho, también tendremos la capacidad de aceptar la piedra que entorpece el camino o el imprevisto que demora la concreción de un proyecto anhelado. 

Hasta en los momentos mas difíciles de la vida, formamos parte de un suceso maravilloso que merece ser agradecido: estamos vivos. 

Por supuesto, no se trata de valorarlo en virtud de las posesiones materiales ni de la mayor o menor suerte que pensamos -nos acompaña. 

Se trata de descubrir que todo ser, tan solo por existir, revela un secreto, recrea la mayor magia de la que podemos ser partícipes: la vida misma.

Cómo nos sorprendemos cuando nos despertamos por la mañana y abrimos nuestros ojos. Cómo olvidar que hoy es un día irrepetible y único, y que nosotros tenemos el privilegio de vivirlo en plenitud... 

Así, cada objeto, cada persona, cada palabra cobrarán un nuevo significado, el que nunca deberían haber dejado de albergar, y llenarán de sentido nuestro espacio vital.

Todo ser humano llega a este mundo para cumplir una misión impostergable: aprender a quererse, conocerse en profundidad, apreciar lo que tiene, aceptar a quienes lo rodean y, entonces, transitar el camino que se abre frente a él. 

No importa si, en algunos tramos, el terreno es escarpado: sólo son pruebas a las que el destino lo somete a fin de fortalecer su espíritu. 

Sepamos apreciar toda bondad y toda belleza que nos rodee, por pequeña que sea. 

Pero, también, sepamos reconocer qué nos está tratando de señalar la vida cuando nos presenta obstáculos, una y otra vez. 

Y, sobre todo, tratemos de no perder nunca de vista que de nosotros depende, en gran medida, aquello que nos sucede. 

Si comprendemos el sentido último e invalorable de nuestra existencia, habremos encontrado la mejor forma de empezar a vivirla plenamente: agradecer la vida.


By Georgina Carosella

martes, 23 de octubre de 2018

ATRÉVETE


ATRÉVETE

Atrévete a pensar que hay algo más allá del horizonte, 
que el mundo no se acaba en el punto más lejano al cual llegue tu vista, 
se extiende imponente hacia el infinito presentando ante ti un sin fin de posibilidades… 

Atrévete a estar solo, a disfrutar de ti mismo, 
porque tu mejor compañía eres tú,
porque no necesitas muletas para recorrer tu camino, 
porque viaja más rápido quien viaja sólo, 
porque cada instante pasado contigo mismo es un instante vivido con la persona más importante de tu vida: 
TÚ… 

Atrévete a tomar las cosas con calma, 
a ocupar el tiempo que necesites para resolver tus cosas, 
para seguir adelante, para disfrutar cada momento, 
para tomar tus decisiones, porque nadie puede imponerte su ritmo, 
porque cada ser humano tiene su propia velocidad, 
porque el tiempo es perfecto… 

Atrévete a construir la realidad que quieres para ti, 
reconociéndote artífice de tu futuro, tomando la batuta 
y dirigiendo tu propio destino, 
llegando hasta donde quieras llegar…

Atrévete a comenzar de nuevo, 
de cero si acaso es necesario, 
porque nadie puede limitar tu prerrogativa de reinventarte… 

Atrévete a amar sin condiciones, sin reservas ni temores, 
sabiendo que el acto de amar en sí mismo es extraordinario, 
comenzando por amarte a ti mismo, 
apreciando cada una de tus virtudes y cada uno de tus defectos, 
porque ellos te hacen un ser único e irrepetible… 

Atrévete a dar lo mejor de ti en cada circunstancia 
y en cada relación, entregándote sin reservas, 
sintiéndote orgulloso de saber que pones el corazón en cada acto… 

Atrévete a seguir sin importar cuantas veces tropieces, 
porque cada error aumenta tu sabiduría, cada caída te fortalece, 
siempre y cuando seas capaz de levantarte y continuar la marcha hacia tu realización… 

Atrévete a pasar página y no seguir viviendo del pasado, 
ya nada puedes cambiar de lo que fue, 
pero si puedes aprender para no volver a errar 
y seguir caminando hacia el éxito que es tuyo por derecho… 

Atrévete a decir lo que piensas, lo que sientes, 
aún cuando los demás no estén de acuerdo, 
de la mejor manera, 
sin cohibirte ante los demás porque no estén de acuerdo contigo, 
porque cada ser humano es diferente y puede discrepar y expresarse… 

Atrévete a admitir que estás predestinado a ser feliz, 
que la armonía y la paz son tuyas por derecho, 
que por el sólo hecho de haber nacido mereces la felicidad… 

Atrévete a reconocer que cada situación tiene su enseñanza, 
que los momentos de felicidad nos enriquecen tanto como las tribulaciones, 
que hay fuerza dentro de ti para enfrentar cualquier evento, planificado o no, 
que una hora vivida es una lección aprendida… 

Atrévete a equivocarte y seguir adelante, 
porque todo lo que no acaba contigo te hace más fuerte, 
porque triunfa el que continúa a pesar de sus faltas, 
y tú eres un triunfador… 

Atrévete a confiar en ti mismo, 
porque estás lleno de asombrosas cualidades que, 
si aún no han aflorado por completo, 
indudablemente emergerán cuando más lo necesites… 

Atrévete a mirar más allá de las simples apariencias, 
descubriendo la belleza escondida en cada ser humano, 
nutriéndote con cada frase, con cada gesto, 
maravillándote de poder compartir con tus congéneres… 

Atrévete a aprender cada día, 
porque la sabiduría del universo es infinita 
y nunca será tarde para cultivarse y seguir creciendo… 

Atrévete a mantener la esperanza, 
porque el mundo pertenece a los soñadores, 
a los que se niegan a claudicar… 

Atrévete a ser TÚ, 
porque eres perfecto, 
nadie tiene derecho a cambiarte, 
y en la medida en que te aceptes 
tal cual eres ganarás el respeto 
y la admiración de quienes te rodean…



Desconozco el autor

Encontrado en la red

lunes, 22 de octubre de 2018

ORACION PARA PERDONARSE UNO MISMO


ORACION PARA PERDONARSE UNO MISMO

Esta oración es para tu persona, para que tu te liberes definitivamente de toda atadura que inconscientemente te has puesto. Practicando esta oración, estarás dandole a la ley del pensamiento el poder creativo en ti, una nueva orden y ella te obedecerá, cuando tu realmente sientas que lo que estas afirmando lo has aceptado conscientemente.

YO_______(Menciona o escribe tu nombre completo)
ME PERDONO A MI MISMO(A)___ POR TODOS LOS ERRORES Y FALTAS COMETIDAS EN EL PASADO 
DIOS YA ME HA PERDONADO Y YO ME HE PERDONADO TAMBIEN.

...

YO YA HE PAGADO POR TODOS ESOS ERRORES PUESTO QUE HE SUFRIDO DE ALGUNA FORMA; 
POR CONSIGUIENTE YO AHORA LE ORDENO AL PODER DE DIOS EN MI QUE BORRE DE MI MEMORIA TODO LO QUE SEA ANTAGONICO A MI BIEN .
AHORA YA SOY LIBRE, LIBRE DE ATADURAS;
SIN PECADO NI MANCHA YO RECLAMO MI HERENCIA DIVINA, 
EL REGALO QUE MI PADRE-DIOS YA ME HA DADO: 
SALUD PERFECTA, PROSPERIDAD, RIQUEZA, EXITO, FELICIDAD, Y PAZ MENTAL.
ES MI DERECHO DIVINO GOZAR DE TODO ESTO 
YO LO CREO,YO LO ACEPTO CON GRATITUD,SABIENDO QUE ASI ES.

AMEN.

viernes, 19 de octubre de 2018

MENSAJE DE ADAMA: Descubre tu centro sagrado en el laberinto de tu vida (Canalizado por Dominique Fihey)


MENSAJE DE ADAMA:
Descubre tu centro sagrado en el laberinto de tu vida
(Canalizado por Dominique Fihey)


Soy la Luz regeneradora, elevadora, irradiando eternamente, vigorizándote, enriqueciéndote con su propia acción de constante elevación y transmutación. Sí, la Luz es y siempre será, la acción de toda transmutación hacia el Reino de la Fuente.

Hay dos fuerzas contradictorias, pero íntimamente unidas por la voluntad del Creador Padre-Madre, la fuerza de la evolución y la fuerza de la involución. Uno te aleja de la Fuente, el otro te acerca cada vez a esta energía benéfica de la Reunificación.

Esta Luz penetra en cada una de tus células, las limpia profundamente para transmutarlas y elevarlas a dimensiones superiores.

La Luz, el Amor y la Libertad irradian dentro ti 

El destino divino de cada hombre en este planeta, ese estado de hombre por el despertar de tu conciencia y por el del átomo crístico establecido en el centro de tu Ser, te permite crecer en la consciencia del camino eterno de la sabiduría y del amor, para fundirse con la gran conciencia del Todo.

El establecimiento de esta Luz dentro de ti como conciencia individual, te hace unirte a la gran familia de los hijos del Altísimo.

Esa dualidad dominada por las fuerzas de la involución, que a pesar del final que le espera en la dominación del plan de la Tierra, trata de mantener su poder de separación y sufrimiento, hace que sea difícil para la mayoría de tus hermanos y hermanas comprender verdaderamente sus roles, el destino de sus vidas y el descubrimiento fundamental de pertenencia en un Estado Divino.

Es por la fuerza de la acción, por tu trabajo, Hermano y Hermana, llamados a menudo “los iluminados“, que serán la revelación en la Tierra.  Todo está ahí. Esa búsqueda te condujo al laberinto de tu vida para descubrir tu centro secreto y sagrado, tu centro de Luz que abre la puerta de las Revelaciones.

No, nadie es elegido o tiene que creerse elegido

Todos los hijos e hijas del Altísimo eligen si encontrar o no este camino del Señor. Todos deben inclinarse ante este Tesoro Divino, esa chispa ilimitada de la vida, tan humilde y tan radiante de la revelación, de la pertenencia al estado de despertado. Todo comienza desde ti mismo, desde este descubrimiento, desde este átomo secreto de revelación que permite la liberación de tu Todo Poder.

Todo comienza desde la fuerza y el resplandor de esta vida-átomo que se expande a tu alrededor, generando reacciones en cadena en tus células que encienden y expanden ese fuego secreto, transformando tu energía en Luz central flamígera. Por lo tanto y al descubrir este tesoro que hay dentro de ti, al descubrir tu propia liberación, te convertirás en ese sol de amor capaz de transmutar y elevar todo lo que te rodea.

Alguien dijo: “Dame una palanca y levantaré el mundo”

Esa palanca es la de la luz y el amor que está  a tu alcance, dentro y en el centro de ti. Nadie te lo da, ni puede encontrarlo por ti.  Ver despertar a cada uno de estos corazones en la Tierra encendidos por el descubrimiento y la expansión de su Átomo Divino, nos llena de tanta alegría y felicidad.

De este modo, la transformación del mundo se realiza mediante esta gigantesca y simple obra de conciencia individual y colectiva de tu estado divino, liberándote de las aún poderosas cadenas de la dualidad de ese mundo. Ábrete a este Amor, a esta libertad que viene de ti y que te eleva hacia nosotros, permitiendo el matrimonio íntimo y la fusión de nuestras energías, en una acción que acelerará el despertar de tu Planeta.


Paz y amor en ti, siempre.



TRADUCTORA: Lurdes Sarmiento, redactora y traductora en la gran familia de la Hermandad Blanca: https://hermandadblanca.org

FUENTE: Canalizado por Dominique Fihey