NAMASTÉ



"Yo honro el lugar dentro de ti donde el Universo entero reside. Yo honro el lugar dentro de ti de amor y luz, de verdad, y paz. Yo honro el lugar dentro de ti donde cuando tú estás en ese punto tuyo, y yo estoy en ese punto mío, somos sólo Uno."


Un día me levanté y ví que algo había cambiado a mi alrededor, en mi. Me inundaba una serena sensación de Paz y Amor por todo lo creado. Una simple florecilla me parecía entonces lo más hermoso y más grande en su perfección. La sonrisa de un niño, las lágrimas de un anciano... Mirarme a mi misma en el espejo... El mundo en sí parecía tener colores de recién pintado.

Al principio, yo no entendía a que podía deberse aquel cambio que sólo yo parecía ver. Nadie a mi alrededor parecía ser consciente de que todo a su lado brillaba de otra manera excepto yo. Llegue incluso a pensar si no estaría volviéndome loca, pero no. Simplemente había tomado conciencia de quien soy.

Poco a poco, al principio con paso inseguro y un tanto sola, fui iniciando mi camino. Buscaba a ciegas información en los sitios mas insospechados. Era como si una voz interior me guiase. (No puedo dejar de sonreír ante este comentario: "una voz interior".) Lejos estaba entonces de saber que era precisamente eso lo que me impulsaba a seguir.

Pronto comencé a conocer a gente que se encontraban en mi misma situación. Pronto comenzaron a aparecer en mi vida personas, Almas de Luz, que me fueron guiando, ayudando, consolando cuando tropezaba y caía y empujándome cuando parecía que iba a desistir en mi labor.

Comprendí que significaba haber DESPERTADO. Comprendí la tarea que tenía por delante para llevar a buen puerto la misión que se me encomendó. Aprendí lo ya sabido de nuevo, como si fuera de nuevo un bebe recién nacido. Viaje en mis sueños a las ciudades de sanación.

Ahora sé que soy Amor porque provengo del AMOR del PADRE y que como tal, estoy para difundir ese mismo Amor por todo lo que ÉL creó. Que mi meta está en ir evolucionando hacía la perfección y en ayudar a aquellos de nuestros hermanos que comiencen su caminar como un día fui ayudada yo.


*********


Por todo esto puedo y debo deciros:


Yo soy Drisana, la hija del Sol.


Ese es el significado de mi nombre, al menos el nombre más antiguo que recuerdo haber tenido en esta dimensión desde la primera vez que encarne en mi amada Lemuria.


En este aquí y ahora he vuelto de renacer, he despertado a la verdad y he recordado. Me he reconocido en cada un@ de mis herman@s. He reaprendido a amar al Padre-Madre y a toda su Sagrada y Divina Creación.


Y he sentido el llamado ancestral que anclado en lo más profundo de mi Esencia, me empuja a ayudar e iluminar desde la humildad de mi Ser y como persona humana, al resto de mis herman@s que ya están despertando.


Es tiempo de volver a Ser aquello que tan profundamente duerme dentro de nosotr@s. Tiempo de abrir los ojos del Alma, de avivar la llama imperecedera del AMOR Incondicional que se guarda en la cámara mas secreta de nuestros corazones. Tiempo de reconocer nuestra parte Divina. Tiempo de entender que como parte de la más Pura Luz del PADRE, tenemos un trabajo que hacer, una misión que cumplir.


Es tiempo de regresar al Hogar.


¡Despertar!


Llegó la hora de volver a ser Unidad con el UNO y de brillar con su Infinita Luz.


Desde la LUZ y con el AMOR más puro y profundo, os pido que repitáis conmigo:


YO SOY el/la que YO SOY y como tal me manifiesto en la Serena Paz, la Pura Luz y el Infinito Amor Incondicional del PADRE-MADRE.


YO SOY el/la que YO SOY



Que la LUZ del PADRE ilumine siempre nuestros corazones y junto con sus Ángeles y Arcángeles, seamos dignos y capaces de llegar al mismo centro de SU corazón,


La Paz y el Amor con nosotros.


Drisana

miércoles, 17 de enero de 2018

LA LLAVE DEL AYER PUEDE SER EL LASTRE DEL PRESENTE, por Manuel Vitutia Ciurana


LA LLAVE DEL AYER PUEDE SER EL LASTRE DEL PRESENTE
por Manuel Vitutia Ciurana

Uno de mis cuentos orientales favoritos, y probablemente del que más he aprendido, es aquél que narra las dificultades de un viajero que cruzando unas tierras inhóspitas y salvajes, se topó con un río infranqueable.

El hombre se dio cuenta inmediatamente de que estaba en un serio apuro porque, por un lado, las aguas eran profundas y turbulentas, batidas por una corriente violenta que habían arrancado el único puente que había en muchos kilómetros; pero por si esto fuera poco, la orilla en la que se encontraba atrapado resultaba terriblemente peligrosa: abundaban allí los lobos y los bandoleros, la tierra era pantanosa y no había nada que comer.

El viajero, tras varios días agazapado entre las ramas de un árbol, exhausto y hambriento, tuvo de pronto una idea que le hizo saltar de júbilo: haría una balsa. Trenzaría ramas y juncos, las ataría con los jirones de su ropa y se lanzaría al río. La corriente era fuerte, es cierto, pero él remaría con los brazos y las piernas y, aunque fuera arrastrado muchos kilómetros río abajo, en algún momento conseguiría llegar sano y salvo a la otra orilla.

Y eso fue exactamente lo que hizo. A toda prisa confeccionó una frágil balsa con la que se aventuró entre las aguas sucias y salvajes. Y tras mucho remar, mucho temer, mucho rezar y mucho sufrir, consiguió llegar a la otra orilla.

El hombre, presa de una alegría y un agradecimiento que cualquiera de nosotros podrá entender, abrazó la balsa, besó sus enmarañadas ramas y la apretó contra si:

– ¡Gracias a ti he salvado la vida! –decía. ¡He salido del mayor aprieto en que jamás me haya encontrado! ¡A partir de ahora te llevaré siempre conmigo para salvar todas las dificultades que me encuentre!

Y diciendo esto, el hombre la cargó pesadamente sobre su espalda y continuó fatigosamente su camino, llevándola siempre consigo, a través de llanuras, montañas y desiertos. Y por más que el sudor le cegara la vista y sus piernas temblaran bajo el enorme peso, él nunca la soltó.

Es muy probable que la decisión del viajero de nuestro cuento nos parezca insensata y hasta cómica: ¿Qué sentido tiene arrastrar una balsa de juncos a través de un árido e interminable desierto? ¿No hubiera resultado más apropiado cargar con reservas de agua, que con un inútil amasijo de ramas? Sin duda. Y sin embargo ¿cuántas balsas vamos arrastrando por la vida cada uno de nosotros?

Hace algunos años, un amigo al que no veía muy a menudo, me llamó una tarde por teléfono. Estaba emocionalmente destrozado porque su mujer había decidido romper la relación de manera sorpresiva.

– ¿No te esperabas algo así? –le pregunté.

– No, nada –se lamentó él. Y lo peor de todo es que ella dice que tendría que haberme dado cuenta porque nunca discutíamos.

– ¿Ella echaba en falta tener discusiones? –le pregunté algo extrañado.

– No exactamente discusiones agrias –dijo mi amigo-, sino discutir cosas… sobre nosotros, sobre la relación, sobre lo que esperábamos o lo que nos parecía bien o mal del otro. Dijo que le parecía que estaba viviendo con un hombre de escayola, sin chispa, sin opinión…

– ¿Nunca hablabais de este tipo de cosas?

– No, ya sabes que yo siempre que puedo, evito hablar demasiado de lo que pienso. Mira, hasta la adolescencia, tuve un millón de discusiones con mi padre, hasta que aprendí que lo mejor para que las relaciones vayan bien es callarse algunas cosas.

Mi amigo era un hombre que habría muerto de sed en el desierto. Eso sí, con una balsa sobre su espalda.

En su juventud, había aprendido que callar y no comunicarse, eran soluciones eficaces para mantener la paz con su padre. Una vez descubierta la manera de cruzar aquel violento río, decidió como el infortunado viajero de nuestro cuento, llevarla para siempre consigo. Y utilizarla para todo, independientemente del problema con el que se enfrentara: Compañeros de trabajo, amigos, familiares, conocidos o relaciones de pareja. Finalmente, la llave de ayer se había convertido en el muro de hoy.

En realidad, la aparentemente absurda decisión del viajero chino es mucho más frecuente en nuestras vidas de lo que podríamos creer. Las personas tenemos que enfrentarnos diariamente a cientos de problemas y sería humanamente imposible que pudiéramos ensayar una solución distinta en cada ocasión. Una vez que encontramos un método para cruzar el río, tendemos a aplicarlo de manera automática y repetitiva. Esto nos libera de tiempo y ahorra energía psíquica que necesitamos para otros menesteres, por lo que no es algo completamente negativo.

Sin embargo, ¿con cuánta frecuencia seguimos utilizando viejas soluciones para afrontar problemas nuevos que requerirían un análisis un poco más detenido? ¿Cuántas veces fracasamos ante algunos de los retos de la vida, sencillamente porque seguimos aplicando las caducadas soluciones de nuestra juventud o nuestra adolescencia o nuestra primera niñez?

Lo que ayer fue útil, hoy puede no serlo. El tesoro de ayer puede ser la basura de hoy. Lo que hace años pudiera habernos salvado, tal vez hoy nos va complicar seriamente las cosas. Es necesario dedicar un tiempo a reflexionar sobre qué balsas estamos arrastrando cada uno de nosotros. Y aunque esto es aplicable a todos los ámbitos interpersonales de la vida, me parece especialmente importante en las relaciones de pareja.

Un cómico americano contaba un día que su primera mujer le había abandonado porque él nunca le había demostrado su amor; nunca había hecho nada espectacular por ella. Así que con su segunda esposa decidió enmendar el error: Escaló altas montañas para bajarle ramos de edelweisses, se sumergió en las aguas de Índico para encontrar las perlas más bellas, viajó hasta las profundidades de China para traerle preciosas sedas.

Y ella… finalmente le dejó porque nunca estaba en casa.

Autor: Manuel Vitutia Ciurana.


Encontrado en: https://centropsinergia.wordpress.com

martes, 16 de enero de 2018

¿CÓMO LIMPIAR TU AURA DE LOS PARASITOS MENTALES?


¿CÓMO LIMPIAR TU AURA DE LOS PARASITOS MENTALES?


Efectivamente tu aura –ese poderoso campo energético que rodea tu cuerpo físico– se lesiona por las múltiples interferencias que provienen de lo emocional y también por culpa de esos parásitos.

En la gran mayoría de los casos, esto se da por pensamientos que no están aferrados a la realidad sino que solamente tú permites que nazcan y se cultiven en tu mente.

Unas veces esas interferencias o heridas del aura son fáciles de identificar, otras son más densas y complicadas, pero en todos los casos tienen solución, siempre y cuando tengas voluntad.

Marino de Jesús Corrales Morales, parapsicólogo y experto en regulación del aura y manejo de la cámara Kirlian para la estabilización de la misma dice que –lo más importante es saber que el aura cambia constantemente y refleja nuestros estados de ánimo.

¿Los colores? Cuando hay enfermedad tu aura se agujerea y se torna color marrón. Si has tenido intimidad tu aura se verá violeta con tonos de naranja y rojo. Color plata y dorado, estas tranquila y equilibrada.

Proyectas azules y violetas cuando luces saludable, pero si tu estado de ánimo es bajo y negativo, ella se arruga, se llena de grietas y se ve negra, asegura Marino de Jesús.

Para el médico Santiago Rojas Posada, –cada vez que expandes tu campo energético porque estás alegre, porque entras en contacto con la naturaleza, o te metes al mar, estás limpiando tu aura. De igual manera, cuando salen a relucir tus sentimientos altruistas y actos por ayudar al prójimo contribuyes al mismo efecto.

Utiliza tus manos y una vela

Cuando tengas desequilibrada el aura o sientas que está en desbalance, practica el siguiente método, propuesto por Marino Corrales.

Tápate con un dedo uno de los huequitos de la nariz y respira profundamente. Toma aire solamente por esa fosa nasal y cuenta hasta nueve –números cabalísticos, no números pares–.

Suelta el aire por la boca. Hazlo por tres minutos, repitiendo la acción, una y otra vez.

Otro ejercicio que puedes hacer es ponerte una vela encendida frente al ombligo e imaginar que te entra un chorro, un haz de luz por allí.

Inhalas aire por tu nariz, sientes que el estómago se contrae y luego sacas ese aire por la boca. Para armonizar la respiración en estos dos casos puedes usar una onza de esencia floral de menta. La debes oler antes de hacer los ejercicios.

Te ayudará a tranquilizarte y abrir tu mente.

Sonidos y colores que purifican el aura

Según el psiquiatra Ricardo Angarita, si tu aura sufre a causa de la depresión, necesitas ‘iones menos’, climas con mucha luz, sol, mar y medidas de activación con ejercicios de los centros de energía: yoga, kung fu, thai chi chuan, acupuntura, un estilo de vida yóguica.

Alimentos calientes como la pimienta o el jengibre, todos los de color fuego funcionan para ir equilibrando el aura. Puedes escuchar música de Mozart, Vivaldi, Bach y llevar ropa de colores claros, satinados y brillantes.

¿Estás desbalanceada por rabias e irritabilidad? En ese caso te conviene un clima de montaña.

No comas ají, alimentos picantes o condimentados porque desencadenan más rabia y podrías perder el autocontrol. Suprime bebidas estimulantes y detente a reflexionar si este sentimiento que sientes vale la pena. Prefiere música del Barroco europeo, el cantollano o gregoriano y usa ropa de las gamas de verdes y azules.



Un ejercicio efectivo….

Con el celular apagado, los ojos cerrados y un ambiente sin ruido, concéntrate en tu respiración, conócela, siéntela y no pienses en nada. Si llega algún pensamiento, lo ves venir y lo dejas ir como si vieras pasar un carro.

Ahora siente los latidos de tu corazón y desde ese órgano que te dice que estás viva, ves la luz rosada que sale y que gira en el sentido de las manecillas del reloj y te envuelve y cada vez sale más y más luz que envuelve tu cuerpo, purifica tu espíritu de cualquier dolor e inunda cada célula de tu cuerpo.

Quédate ahí unos momentos y siente cómo emana esa luz y te regocija y ahora siente el “abrazo” de ese color rosado de amor incondicional hacia ti y hacia los demás. De ese color se llenan tus papás, tus hijos, tu familia, tus amigos y todos los seres que te rodean.

Quédate otro ratico así, respirando, sintiendo y viviendo el efecto positivo de ese armonioso color. Y te estás ahí el tiempo que necesites y cuando creas prudente empieza a regresar despacio, al aquí y al ahora. ¡Notarás el cambio!

Protégete de energías negativas y activa tu hogar

Este sencillo baño te ayudará a mantener alta y muy activa tu energía.

Solo debes mezclar en un recipiente agua, cuatro gotas de esencia de eucalipto, dos gotas de alcanfor y una de gota de limón.

Báñate con ella y al terminar, enciende un incienso de canela para armonizar el ambiente. Así mismo, enciende inciensos de vainilla, sándalo o canela, recorre todos los rincones de tu casa, no solamente los espacios amplios y abiertos, sino también cada esquina de ella.

¿Quieres curarla? 

Procedimientos profesionales y caseros

Lo puedes hacer a través de las manos de un experto, de la cámara rusa que estabiliza chacras, la cámara Kirlian (corriente eléctrica alterna en distintos periodos). Una de las señales por las cuales puedes darte cuenta de que tu aura no está bien es por tu bajo estado de ánimo o porque tu ropa empieza como a envejecer.



http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-8665480



7 PALABRAS LLENAS DE MAGIA, por Alejandra Vallejo Buschmann


7 PALABRAS LLENAS DE MAGIA
por Alejandra Vallejo Buschmann


Les presento siete palabras llenas de magia, que nos ayudarán en diferentes aspectos de nuestra vida, logrando expandirnos, liberarnos, estar plenos. Cada una de ellas nos conectará con aquellas piezas de nuestra existencia, que son claves para el avance seguro, en la búsqueda de la felicidad. Se las presento:

1-MUÉVETE

Camina la vida, recorre los lugares que amas y visita aquellos que aún no has conocido. Baila, baila esa canción que tanto te gusta. Muévete dentro de tu casa, atesorando cada rincón. Cambia los mueles, re-ordena esos rincones olvidados. Renueva tus espacios, planta flores nuevas. Recorre la vida de otra manera, distinta a lo que has hecho hasta ahora. Sal de la rutina del trabajo, las relaciones y los patrones de vida. Cambia tu perspectiva. Acércate a quien no te has podido acercar, aléjate de aquellas cosas que te dañan y que ya no son aporte en tu día a día, y si acércate a quienes te aprecian, te hacen sentir cómodo (a) y aceptan toda tu autenticidad, a quienes te aman tal como eres. No necesitas hacer grandes recorridos para hallar aquello que te hace vibrar, a veces moviendo pequeñas piezas y ordenando las cosas, aparecen las nuevas oportunidades y los nuevos renaceres.

2-TOCA

Toca tu cuerpo, toca a los que amas. Abraza a aquellos que no has abrazado, a quienes sientas lo necesitan, incluso a aquellos que ponen distancias al contacto físico, lo más probable es que sea quien más necesite el calor del contacto. Toca las flores de tu jardín, toca los animales que pasan por tu vida, toca aquellos objetos que adornan tu día, que te traen paz y bellos recuerdos. Toca un instrumento musical, aunque sea sólo para jugar con la música, verás como al hacerlo cantar, hará vibrar tu corazón. Toca los árboles, toca el pasto recién mojado, toca la suave arena de la playa, las rocas, el agua. Si el contacto te es ajeno, toca, no lo aplaces ni un día más. Si por el contrario, el tocar te es familiar, afianza esa virtud, úsala para que la vida sea más grata para ti y para quienes alcances con tus manos. Tocar es en la cercanía, una manera de concretar el afecto, el amor.

3-ESCUCHA

Siéntate en silencio y entérate de todo lo que está allí, a tu alrededor, para ser escuchado. Todos aquellos sonidos a los que jamás le has puesto atención, están esperando que los reconozcas. Deléitate con el cantar de los pájaros en las mañanas.  Escucha aquellas canciones que hace que tu piel se estremezca. Escucha las olas del mar jugueteando con la playa. Escucha la voz de los que amas, la dulce voz de tu hijo, las amadas melodías de tu amante, la voz ya algo cansada, pero llena de historias de quienes nos ganan en años. Escucha al otro, en todos sus detalles, es un arte el hacer sentir a alguien escuchado. A veces basta con ese gesto, para ayudar, para aplacar ansiedades, para calmar dolores, por lo tanto, sé generoso y escucha con el corazón. Oye el susurro del viento entre las hojas de los árboles, oye la música de la naturaleza entera, es la música de la tierra. Pero por sobre todo, escúchate a ti. Tu sabio interno, tu alma fiel compañera. Esa que tiene la palabra exacta que necesitas oír. Allí están las respuestas, allí está la verdad. Escucha a tu corazón, que tiene un idioma tan diferente, pero que siempre sabemos exactamente lo que nos quiere decir, cada latido, es un mensaje de vida y una confirmación del amor.

4-SIENTE

Sin miedo, nada te puede herir, no pierdas la oportunidad de sentir todo aquello que te da la vida, que te hace humano, que te hace único. Siente en pleno, en todo lo que eres, aquello que te recorre, cada experiencia. Gozo, frío, dolor, hambre, pena, alegría, paz. No juzgues, solo siente. Cada una se estas sensaciones tienen mensajes para ti, y oportunidades de hacerte un ser más completo. No rehuyas la experiencia, no rehuyas el vivirla a fondo. Siente el amor hasta que tu corazón se rinda. Siente el cuerpo del que amas, su olor, su calor, sus detalles. Siéntete, tus latidos, tu respiración, como reacciona tu ser a cada cosa que vive. Siéntete y arrúllate en ese sentir, esa es la vida que te abraza, eso es esta experiencia física, un festival de sensaciones que te dan la bienvenida.

5-CONFÍA

Tú sabes que eres parte de algo extraordinario. Si puedes reconocer la maravilla que es la vida manifestada, entonces confía en que esa sabiduría inexplicable, es un gran poder amoroso, que teje todas estas historias. Y que detrás de ella hay una presencia ilimitada, desconocida quizás, pero tan cercana. Ante tanta perfección, no queda más que confiar. Confía en los flujos de la realidad, en los caminos que nos llevan a aquello que necesitamos, para retomar lo que en verdad somos. Confía en que nada es casual, en que todo es un aprendizaje. Confía en esa mano que silente nos empuja a nuestra maestría. Y por sobre todo, confía en ti, en tu poder personal, en la voz de tu intuición. Aquello que resuena en tus oídos, eso es lo que debes hacer, confía. Aquello que se te repite una y otra vez, es lo que debes realizar, confía. Aquello que no puedes dejar de vivir, es justo lo que la vida te presenta para crecer, confía. Aquello que sientes palpitar en tu ser, es todo aquello que te espera, para ser encontrado, confía. Aquella voz que en susurros, te muestra con exactitud lo que necesitas ver, es la voz de Dios, confía!.

6-ENTREGA

Lo mejor de ti, todo aquello que haces tan bien. Tus maravillosos dones, tu  cálida sonrisa, la caricia oportuna, la palabra que anima. Da tu compañía, tu presencia, tu energía. Entrega tu tiempo como un regalo, tu miradas de empatía, tu contagiosa esperanza. Entrega tus ganas de vivir, para despertar al que está desanimado. Entrega esa caminata de la mano, de quien te ha elegido, de ese quien tú has escogido. Entrega ricas comidas, preparadas con la sal del amor. Entrega reuniones que son, un homenaje a la amistad, al compartir. Entrega el silencio que insta, a que el otro se exprese. Da una palmada de cariño, un recorrido por la alegría, un paseo hacia el re-encuentro, un gesto de bienvenida. 

7-RECIBE

Cada regalo que te ofrece el destino. Recibe las experiencias de los aprendizajes que vibran en ti y que te buscan sin condiciones. Recibe los elogios, que te impulsan a continuar. Recibe cada ofrenda de tu hermano, de cada amanecer, de cada vivencia, de todo cuanto te toca con su mano mágica. Recibe el amor a manos llenas, para que lo des a manos llenas. Recibe la melodía de la naturaleza, la luz del sol que te saluda cada mañana. Recibe la compañía de los que amas, tan incondicional. Recibe con amor, todo cuanto eres. Recibe con una sonrisa la música, los colores, los aromas y los sabores de la vida. Recibe sin apelar, sólo con agradecimiento. Recibe con humildad, aquella que te hará entregarte con la misma devoción. Recibe agradecido (a), emocionado (a), lleno (a) de asombro y certeza, cada regalo de esta vida.



Siete palabras mágicas, por Alejandra Vallejo Buschmann

viernes, 12 de enero de 2018

LAS 108 GLORIAS DE KWAN YIN -- PRÁCTICA DIARIA DE LA BODDHISTTWA KWAN YIN DE LA GRAN COMPASIÓN




LAS 108 GLORIAS DE KWAN YIN
PRÁCTICA DIARIA DE LA
BODDHISTTWA KWAN YIN
DE LA GRAN COMPASIÓN


1. PREPARACIÓN

Frente a una imagen de la Bodhisattwa Kwan Yin, se hace una profunda inclinación y se plantan con las dos manos 3,5,7 ó 9 varillas de inciensos en un incensario lleno de ceniza, mientras se recita:
Me prosterno y ofrezco incienso como ofrenda de Dharma. 

¡Qué estas nubes de humo perfumado
se mezclen con el universo y todas las Tierras de Buda en forma
de incontables preciosas ofrendas!


2. TOMO REFUGIO EN LAS TRES JOYAS

¡Tomo refugio en el Corazón!

¡Tomo refugio en la Práctica!
¡Tomo refugio en la Hermandad!


3. MANTRA

De pie y visualizando a la Bodhisattwa en su forma de mil ojos y brazos, se recita el mantra:
Na-mo Ta-pei Kwan-Shih-Yin P’u-sa

(Homenaje a la Gran Compasión

de Kwan Yin la Salvadora)


1. SALVE, KWAN SHIH YIN PUS’A

2. SALVE, REFUGIO DE LOS SERES SINTIENTES
3. SALVE, JOYA QUE COLMA LOS DESEOS
4. SALVE, ALEGRIA DE LAS QUE QUIEREN SER MADRES
5. SALVE, REDENTORA DE NUESTRO KARMA
6. SALVE A QUIEN NOS LIBERA DE LA DESGRACIA
7. SALVE, FUENTE DE SALUD
8. SALVE A LA AMADA
9. SALVEA LA MISERICORDIOSA
10. SALVE A LA QUE AUMENTA EL AMOR
11. SALVE A QUIEN ES BENDICION ETERNA
12. SALVE A QUIEN QUITA EL TEMOR Y LA ANGUSTIA
13. SALVE A QUIEN RECIBE A TODOS LOS QUE BUSCAN SU REFUGIO
14. SALVE A LA QUE CUIDA DE SUS DEVOTOS
15. SALVE, FUENTE DE AMOR
16. SALVE A LA DE ATRIBUTOS AUSPICIOSOS
17. SALVE, A QUIEN NADA ES IMPOSIBLE
18. SALVE A LA BELLEZA PERSONIFICADA
19. SALVE A LA DE HERMOSOS OJOS
20. SALVE A LA QUE ES FACIL ENCONTRAR
21. SALVE, AYUDA DE LOS ABANDONADOS
22. SALVE, NOMBRE QUE PURIFICA AL SER OIDO
23. SALVE, PUREZA INMACULADA
24. SALVE A QUIEN SUS VOTOS SON LIBERACION PARA LOS DEVOTOS
25. SALVE, POSEEDORA DE LA GLORIA DIVINA
26. SALVE A LA QUE AMA A SUS DEVOTOS
27. SALVE A LA QUE DESTRUYE LAS PENAS DE LOS QUE BUSCAN SU AYUDA
28. SALVE A QUIEN NOS LIBERA DE LA RUEDA DEL SAMSARA
29. SALVE A QUIEN SU ROSTRO MIRA HACIA TODAS PARTES
30. SALVE, DIGNA DE TODA VENERACION
31. SALVE, ENCARNACION DE LA VERDAD
32. SALVE, PERSONIFICACION DE LA VIRTUD ETERNA
33. SALVE, SEÑORA DE LA PAZ
34. SALVE A QUIEN ES MAJESTAD Y GLORIA
35. SALVE A NUESTRA MADRE PROTECTORA
36. SALVE A QUIEN CARECE DE DEFECTOS
37. SALVE, LLENA DE PODERES MILAGROSOS
38. SALVE A QUIEN VISTE ROPAJES DE GLORIA 39. SALVE, ALEGRÍA EN EL CORAZÓN DE LOS DEVOTOS
40. SALVE, ENCARNACION DE LA PUREZA
41. SALVE, PUES TU GLORIA TRASCIENTE TODOS LOS MUNDOS
42. SALVE, PUES BRILLA EN LA MENTE DE SUS DEVOTOS
43. SALVE, PUES MORA EN EL CORAZON DE SUS FIELES
44. SALVE, YA QUE ES FACIL DE COMPLACER
45. SALVE A QUIEN ESTA MAS ALLA DE TODAS LAS RELIGIONES
46. SALVE, FRUCTIFICADORA DE LA TIERRA
47. SALVE, REFUGIO DE LOS QUE DEPENDEN DE LOS ELEMENTOS
48. SALVE, REINA DE LOS MARES DEL SUR
49. SALVE A LA DE 33 ASPECTOS
50. SALVE A QUIEN RESIDE EN LAS TIERRAS DE AMITABHA
51. SALVE A QUIEN HABITA EN PU TUO SHAN
52. SALVE A QUIEN ROCIA EL AGUA BENDITA SOBRE EL MUNDO
53. SALVE A QUIEN PRODUCE COSECHAS ABUNDANTES
54. SALVE PARA QUIEN SURGEN FUENTES DE AGUA PURA
55. SALVE A QUIEN DIO SUS OJOS Y SUS BRAZOS
56. SALVE A QUIEN LOS SERES CELESTIALES ELEVAN AL CIELO
57. SALVE, SOLITARIA MORADORA DE LA PAGODA DE LA COLINA
58. SALVE A QUIEN SURGE EN MEDIO DE LA FLOR DE LOTO
59. SALVE A QUIEN POSEE LA PERLA QUE PROVEE TODOS LOS DONES.
60. SALVE A LA DEL ROSTRO DULCE
61. SALVE A QUIEN ES PUERTO SEGURO
62. SALVE A LA QUE ES PUERTA ANCHA
63. SALVE, CORONADA DE LUZ
64. SALVE A QUIEN HA ASCENDIDO ENTRE LOS MAESTROS
65. SALVE A QUIEN ES LLEVADA POR DRAGONES.
66. SALVE A LA QUE ES FIRME EN SUS VOTOS
67. SALVE, SOPORTE DE LOS CAIDOS
68. SALVE, MADRE DE LOS 10.000 NOMBRES
69. SALVE, DIGNA DE TODA ADORACION
70. SALVE, BENEFACTORA DE LOS QUE LE IMPLORAN
71. SALVE, SEÑORA CELESTIAL
72. SALVE A QUIEN AMAMANTÓ LOS CAMPOS DE ARROZ
73. SALVE A QUIEN COLOCO LA ROCA PARA PROTEGER A SUS FIELES
74. SALVE, LUZ SEGURA DE LOS EXTRAVIADOS
75. SALVE, DADORA DE VIDA A LOS VIENTRES ESTERILES
76. SALVE, CAPITANA DEL BARCO DE LA SALVACION
77. SALVE, PLENA COMO LA LUNA LLENA
78. SALVE, CAMINO VENTUROSO Y FELIZ
79. SALVE A QUIEN ES FRUCTIFICACION Y SOSTEN EN LA TIERRA
80. SALVE A QUIEN ES LIMPIEZA Y SALUD EN EL AGUA
81. SALVE A QUIEN ES ENERGIA Y LUZ EN EL FUEGO
82. SALVE A QUIEN ES AROMA Y FRESCURA EN EL AIRE
83. SALVE A LA QUE SIEMPRE ESTA DESPIERTA
84. SALVE, MADRE EN TODAS LAS MADRES
85. SALVE, DIOSA DEL TAO
86. SALVE, BODHISATTVA
87. SALVE, DIOSA VENIDA DE ORIENTE
88. SALVE, CONCIENCIA DE COMPASION
89. SALVE A QUIEN ES MISERICORDIA INAGOTABLE
90. SALVE, PUES SU PODER ROMPE NUESTRAS CADENAS
91. SALVE A QUIEN BENDICE LA RENUNCIA VOLUNTARIA
92. SALVE A QUIEN ES LAZO DE AMOR ENTRE LOS AMANTES
93. SALVE, VERDAD MISTICA
94. SALVE A QUIEN ES LA ESENCIA DE LA HERMOSURA
95. SALVE A QUIEN VINO A OCCIDENTE CON SUS FIELES EMIGRANTES
96. SALVE, PUES SU AMOR NUNCA FALLA
97. SALVE, DICHA TRASCENDENTAL
98. SALVE A QUIEN ES EL ORNAMENTO DEL ALMA PURA
99. SALVE A LA QUE TRANSFORMA EL LLANTO EN RISA
100. SALVE A QUIEN CAMBIA LOS GEMIDOS POR MUSICA
101. SALVE A QUIEN PONE PAZ EN LA DESESPERACION
102. SALVE A QUIEN RESPLANDECE EN LA OSCURIDAD
103. SALVE A QUIEN RECUPERA LO PERDIDO
104. SALVE A QUIEN CURA AL DESAHUCIADO
105. SALVE, SEÑORA DE LA LLAMA VIOLETA
106. SALVE A TI, QUE ERES MI AMADA DIOSA
107. SALVE A TI, A CUYOS PIES DE LOTO ME POSTRO
108. SALVE, KWAN YIN PUS’A, LA QUE OYE EL LLANTO DEL MUNDO




***Esta oración fue revelada por el Amado Maestro Saint Germain
-->

jueves, 11 de enero de 2018

COMO CONECTAR CON TU SER SUPERIOR (Poderoso Ejercicio de Síntesis para lograrlo)


COMO CONECTAR CON TU SER SUPERIOR
 (Poderoso Ejercicio de Síntesis para lograrlo)


De todos es sabido ya los grandes beneficios que nos aporta la meditación.

La meditación no solo es la acción de sentarse en un lugar vacío y desconectar con el exterior, que es lo ideal. El objetivo de esta es práctica es conseguir un estado de paz y armonía con nosotros mismos y con nuestro entorno. Recuperar el control y continuar con nuestra vida cotidiana de la forma más sana posible. Independientemente de los acontecimientos exteriores.

La meditación es así mismo un viaje hacia nosotros mismos, un camino de autoconocimiento durante el cual aprendemos no solo a hallar esa paz y esa calma de la que estamos tan necesitados, sino que nos ayuda a comprender mediante la escucha a nosotros mismos, cual es nuestra verdadera esencia.

Mediante la meditación, alcanzamos un estado de relajación tal, que nos conecta directamente con nuestros sentimientos y nuestros instintos. Esa conexión, ese conectar con uno mismo, es algo natural que hemos ido perdiendo a medida que nos convertimos en adultos, olvidando con la perdida la pureza e inocencia de nuestra divina esencia. Esencia divina o nuestro Ser Superior, que es lo que debemos tratar de recuperar ahora.

Para recuperar nuestra esencia, recuperar lo olvidado, respondernos a mil preguntas, bastará con buscar un lugar tranquilo donde podamos relajarnos unos minutos o el tiempo que consideremos necesario.

Relajar el cuerpo, concentrar nuestra atención en nuestra respiración, que será suave y pausada. Sentir como el aire penetra en nosotros, fluye en nuestro interior y sale de nuevo. Dejar que nuestros pensamientos conscientes fluyan fuera de nosotros como el aire que expulsamos. Cada vez más lento... Más pausado. No pensar, no recordar, no interrumpir, sólo dejarnos fluir.

Cuando seamos capaces de alcanzar la paz, esa paz donde el exterior, lo que nos rodea, no exista para nosotros, será cuando hayamos llegado al momento donde nuestro “yo”, es poderoso y genuino.
Será justo en ese momento de reencuentro con nosotros mismos cuando hayamos alcanzado la conexión con nuestro Ser Superior. Ahora sólo resta escuchar lo que nos dice y dejar que nos guie, conectar a través de él con el Universo para que este confabule a nuestro favor.

Es en nuestro “Ser Interior” donde encontraremos todas las respuestas, de ahí la importancia de re-encontrarnos en lo más íntimo de nosotros mismos.


Carmen Drisana 

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

*Y ahora, os compartiré un artículo sumamente interesante sobre la conexión con el Ser Superior y un ejercicio poderoso para lograrlo:

CONEXIÓN CON EL SER SUPERIOR
Poderoso Ejercicio de Síntesis

Introducción

Este ejercicio surge como una Síntesis de mucho de lo que vamos exponiendo en este Portal y de todo lo que vamos aprendiendo a lo largo del Camino. También surge como resultado de una experiencia concreta sumamente transformadora. Contada de forma breve, esta experiencia fue así: luego de varios días de procesos intensos, y de venir trabajando en mi mismo, y luego de muchas idas y venidas emocionales con seres muy cercanos a mi, estaba sentado en una roca en un río, en un estado de angustia, confundido, sin poder disfrutar de toda la hermosura del paisaje ni del rumor del agua ni del aroma de las hierbas. 

Como para agregar a este estado, me sentía solo, y mucho de lo que sucedía alrededor me llevaba a más pesar: veía una familia compartiendo, abuelos con sus hijos y nietos, etc. y desde un lugar de carencia sentía ganas de estar viviendo una situación similar, y me preguntaba, ¿por qué no me toca eso a mi?. Este proceso y estado que estaba experimentando venían de la mano de una decisión que yo creía que tenía que tomar. Estando en la roca podía observar distintos aspectos de mi personalidad bien marcados que tomaban el mando alternadamente: una parte más pasiva o ying, que siempre tiende a quedarse y a no actuar y a ser demasiado pequeñita y a sentir que todo pesa demasiado, otra parte más activa o yang, que siempre quiere romper, cambiar, soltar, dejar, pero desde un lugar no demasiado armónico y que suele traer más sufrimiento. Y se me ocurrió, desde un lugar de mucha sinceridad y simpleza, preguntar internamente, “¿cuál parte de mi es la más alineada con mi Ser Superior? ¿La parte pasiva que tiende a no actuar, o la parte activa que tiende a romper y dejar?” y la respuesta se dio clarísima: “Ninguna de las dos”, y esta respuesta fue acompañada por un estado inefable, más allá de palabras, un estado de absoluta ecuanimidad y claridad. Y de allí surgió este ejercicio, ya que comprendí que se había dado la Conexión con el Ser Superior. 

Todo el sufrimiento, el pesar, la soledad y las dudas se habían disipado. 

Pude Ver y Sentir la Naturaleza, los Árboles, los Cantos de los Pájaros, el Constante Rumor del Agua corriendo debajo mío, el Cielo claro, la Luna saliendo tras el Cerro, el Ser que estaba a mi lado, todo Estaba allí, en Armonía, en Unidad.

Comprendí que lo Único Verdaderamente Importante en nuestra Existencia es Esta Conexión. Todo lo demás sólo son experiencias, podemos tomar decisiones, que pueden cambiar los paisajes y vivencias, tal vez más alineadas con lo Superior, podemos aprender de estas vivencias, pero lo Importante e Imperecedero es Esta Conexión.

Conexión con el Ser Superior – Poderoso Ejercicio de Síntesis

Nos sentamos en una posición cómoda, preferentemente con la espalda recta y los hombros y todo el cuerpo relajados. Entrecerramos los ojos, nos enfocamos en nuestra respiración y dejamos que se sucedan varias respiraciones lentas y profundas hasta nuestro vientre. Observamos y sentimos el recorrido del aire, observamos y sentimos nuestro Cuerpo Interior y nos enfocamos en él.

Internamente, sintiendo y poniendo la atención en cada palabra, decimos:

Aquí, Ahora, Pido Conectarme con mi Ser Superior, y pido que, a partir de este momento, esta Conexión sea Permanente y por Siempre.
Hoy Finalmente Comprendo que lo Único Verdaderamente Importante Es Esta Conexión.

Hoy Finalmente Comprendo que la Verdadera Dicha, la Verdadera Paz, la Verdadera Felicidad, la Verdadera Abundancia, la Verdadera Inspiración, el Verdadero Amor, la Verdadera Salud, el Verdadero Equilibro, la Verdadera Voluntad, sólo pueden derivarse de esta Permanente Conexión con mi Ser Superior.

Hoy Finalmente Comprendo que mi Ser Superior es mi parte Eterna, Imperecedera, que seguirá Existiendo cuando mi personalidad y mi cuerpo físico mueran. Aun más, Hoy Finalmente Comprendo que, antes de que yo naciera, mi Ser Superior Es, y cuando mi personalidad y mi cuerpo físico mueran, mi Ser Superior Es.

Mi Ser Superior Es lo que Yo Soy. La Conexión con mi Ser Superior es mi Derecho de Nacimiento y de Existencia.

Hoy Finalmente Comprendo que lo Único Verdaderamente Importante Es Esta Conexión.

(Lo que sigue a continuación puede ser parte del ejercicio o no necesariamente.)

Luego de esta Poderosa Síntesis, Hoy miro hacia atrás y veo mis búsquedas pasadas, que a veces eran casi a tientas y desde estados de sufrimiento: búsqueda de dicha, paz, abundancia, inspiración, amor, de tener una familia, amigos y pareja afín, o lo que sea, creyendo que eso que buscaba me daría plenitud y llenaría mi vacío, o taparía mi sentir de carencia. Hoy Finalmente Comprendo que Estando en Conexión con mi Ser Superior, ya no siento nada como carencia, ya no hay soledad, ya no hay vacío, ya no hace falta familia, ni pareja, ni amistades que completen mi felicidad, y la paradoja es que, cuando Somos desde esta Conexión Permanente, muy probablemente todo esto se nos vaya dando orgánicamente y sincrónicamente a su debido momento.

“Moremos en la Divinidad, y todo lo demás nos será dado por añadidura.” 

El Ser Superior Responde y Aclara

Desde este Estado de Conexión con el Ser Superior se suelen aclarar todas las dudas, suele disiparse todo tipo de angustia o pesar, suelen esclarecerse decisiones que tengo que tomar. Incluso podemos realizar preguntas a nuestro Ser Superior y las respuestas suelen darse claras. 

Según la percepción individual, algunos podrán escuchar respuestas textuales, otros sentir gran claridad siendo la incertidumbre o la duda reemplazada por comprensión mas allá de las palabras, u otros podrán percibir o recibir una visión como respuesta. Entonces, además de surgir en uno mismo una incomparable Paz y Dicha, todo sentimiento de aburrimiento o inconformidad se desvanece en la certeza de que la Exploración de la Creación no tiene fin.

De todas formas descubriremos que en este Estado de Conexión no suele haber muchas dudas ni preguntas para hacer, sino una Dicha y Alegría de Ser duraderas y permanentes que impregnan cada instante.

¿Hay que repetir el ejercicio?

Es posible que esta Conexión sea duradera y permanente desde el principio. Pero también es posible que tengamos que hacer este ejercicio reiteradas veces para que esta conexión se vaya anclando de forma cada vez más real y tangible, y vayamos sumergiéndonos cada vez más en estas Comprensiones. En este caso, sabremos cuándo tenemos que repetirlo, y es recomendable que lo tengamos presente. Es sumamente importante no hacerlo como algo mecánico, sino Sentir cada palabra y frase, habiéndonos tomado antes unos momentos para conectarnos con nuestra respiración y nuestro cuerpo interior.

El Contacto con la Naturaleza puede facilitar mucho este ejercicio y este anclaje.

Combinando este ejercicio con la Meditación y otras Prácticas

Si realizamos alguna práctica de meditación, este ejercicio es ideal para combinarlo con ella. Podemos realizarlo previo a la meditación, ayudando a que esta práctica sea mucho más profunda y fluida. Lo mismo para cualquier otro tipo de prácticas de Conexión Interna.

Combinando este ejercicio con Sanación de Bloqueos y Acomodamiento de Situaciones Internas

Si esta conexión no es duradera, o se nos hace muy difícil que se de, puede ser que tengamos bloqueos emocionales a trabajar, y de la mano de estos, situaciones internas que tengamos que acomodar y resolver. A menudo estos bloqueos y situaciones suelen arrastrarse del pasado, tal vez desde nuestra adolescencia, o nuestra infancia, incluso desde nuestra gestación u otras existencias. Muchas veces tienen que ver con nuestros familiares más cercanos, como nuestros padres, hermanos, seres que partieron, o incluso algún ancestro que no conocimos. La figura de nuestros padres es importantísima para que podamos estar equilibrados y para que podamos conectar con nuestro Ser Superior, ya que al nacer y en nuestros primeros años, ellos son lo más cercano que tenemos al mundo espiritual. Ellos son quienes nos reciben por primera vez en la tierra, nos dan cobijo y contención. Y por ser tan significativos, muchas veces muchos bloqueos o limitaciones suelen estar ligados a estos vínculos.

Hay muchos ejercicios y muchas formas y muchas terapias para poder trabajar con estos aspectos. A continuación expondremos brevemente uno de ellos.

Ejercicio de Sanación de Bloqueos y Acomodamiento de Situaciones Internas 

Si bien la Conexión con el Ser Superior sólo depende de nosotros, en algunas ocasiones puede ser recomendable que nos asistamos con algún/a terapeuta experimentado/a cuando se trata de trabajar con nuestros bloqueos y situaciones internas.  Si de todas formas tenemos el impulso de comenzar con el trabajo nosotros mismos, hay un método muy simple pero muy poderoso que puede ayudarnos (*).

El Primer Paso es identificar cual es el bloqueo o situación a resolver.

Si, por ejemplo, tengo conflictos con mi padre o mi pareja, puedo sentarme en una silla, y colocar delante mío una silla vacía, de forma tal que si hubiera alguien sentado, nos estaríamos mirando el uno al otro. 

A continuación cerramos nuestros ojos y “sentamos energéticamente” al ser con el cual queremos trabajar y lo miramos a los ojos (es importante siempre sentir que nos miramos mutuamente a los ojos). Luego, con nuestra voz interior, le decimos todo lo que tengamos para decirle. 

Podemos descargar todo lo que sea, incluso una profunda ira que también puede expresarse físicamente, ya que estaremos trabajando con el Ser de la otra persona, y en ese Estado nada puede ser lastimado o dañado. Por el contrario, es sumamente aliviador para ambas partes cuando se suelta la negatividad que se lleva adentro, muchas veces oculta en nuestra sombra. Una vez que, sinceramente, sintamos que ya hemos dicho todo y ya nos hemos descargado, nos detendremos a escuchar atentamente lo que ese ser tenga para decirnos, y luego le decimos “Si”, y lo tomamos. En el caso de nuestros padres, luego de realizados estos pasos, es sumamente saludable invitarlos a que energéticamente permanezcan detrás de nosotros como apoyándonos: nuestra madre detrás de nuestro hombro izquierdo, y nuestro padre detrás de nuestro hombro derecho. Incluso podemos visualizar cómo nos apoyan sus manos en cada hombro. Muchas veces son asombrosos los cambios y liberaciones que se suelen dar con este tipo de ejercicios. 

Y este tipo de trabajo de liberación podemos retroalimentarlo preguntando a nuestro Ser Superior si hay algún aspecto nuestro con el cual nos queda pendiente trabajar. El camino de nuestra Evolución es siempre ascendente, como una espiral que se eleva infinitamente a niveles más y más sutiles. Que la Verdadera Dicha, la Verdadera Paz, la Verdadera Felicidad, la Verdadera Abundancia, la Verdadera Inspiración, el Verdadero Amor, la Verdadera Salud, el Verdadero Equilibro y la Verdadera Voluntad Siempre nos acompañen en el Camino. 



(*) Nota: El ejercicio que hemos dado en llamar "Sanación de Bloqueos y Acomodamiento de Situaciones Internas" nos ha sido transmitido por Monserrat Matteazzi, Terapeuta de Conciencia Energética. Email: monserratmatteazzi@hotmail.com