NAMASTÉ



"Yo honro el lugar dentro de ti donde el Universo entero reside. Yo honro el lugar dentro de ti de amor y luz, de verdad, y paz. Yo honro el lugar dentro de ti donde cuando tú estás en ese punto tuyo, y yo estoy en ese punto mío, somos sólo Uno."


Un día me levanté y ví que algo había cambiado a mi alrededor, en mi. Me inundaba una serena sensación de Paz y Amor por todo lo creado. Una simple florecilla me parecía entonces lo más hermoso y más grande en su perfección. La sonrisa de un niño, las lágrimas de un anciano... Mirarme a mi misma en el espejo... El mundo en sí parecía tener colores de recién pintado.

Al principio, yo no entendía a que podía deberse aquel cambio que sólo yo parecía ver. Nadie a mi alrededor parecía ser consciente de que todo a su lado brillaba de otra manera excepto yo. Llegue incluso a pensar si no estaría volviéndome loca, pero no. Simplemente había tomado conciencia de quien soy.

Poco a poco, al principio con paso inseguro y un tanto sola, fui iniciando mi camino. Buscaba a ciegas información en los sitios mas insospechados. Era como si una voz interior me guiase. (No puedo dejar de sonreír ante este comentario: "una voz interior".) Lejos estaba entonces de saber que era precisamente eso lo que me impulsaba a seguir.

Pronto comencé a conocer a gente que se encontraban en mi misma situación. Pronto comenzaron a aparecer en mi vida personas, Almas de Luz, que me fueron guiando, ayudando, consolando cuando tropezaba y caía y empujándome cuando parecía que iba a desistir en mi labor.

Comprendí que significaba haber DESPERTADO. Comprendí la tarea que tenía por delante para llevar a buen puerto la misión que se me encomendó. Aprendí lo ya sabido de nuevo, como si fuera de nuevo un bebe recién nacido. Viaje en mis sueños a las ciudades de sanación.

Ahora sé que soy Amor porque provengo del AMOR del PADRE y que como tal, estoy para difundir ese mismo Amor por todo lo que ÉL creó. Que mi meta está en ir evolucionando hacía la perfección y en ayudar a aquellos de nuestros hermanos que comiencen su caminar como un día fui ayudada yo.


*********


Por todo esto puedo y debo deciros:


Yo soy Drisana, la hija del Sol.


Ese es el significado de mi nombre, al menos el nombre más antiguo que recuerdo haber tenido en esta dimensión desde la primera vez que encarne en mi amada Lemuria.


En este aquí y ahora he vuelto de renacer, he despertado a la verdad y he recordado. Me he reconocido en cada un@ de mis herman@s. He reaprendido a amar al Padre-Madre y a toda su Sagrada y Divina Creación.


Y he sentido el llamado ancestral que anclado en lo más profundo de mi Esencia, me empuja a ayudar e iluminar desde la humildad de mi Ser y como persona humana, al resto de mis herman@s que ya están despertando.


Es tiempo de volver a Ser aquello que tan profundamente duerme dentro de nosotr@s. Tiempo de abrir los ojos del Alma, de avivar la llama imperecedera del AMOR Incondicional que se guarda en la cámara mas secreta de nuestros corazones. Tiempo de reconocer nuestra parte Divina. Tiempo de entender que como parte de la más Pura Luz del PADRE, tenemos un trabajo que hacer, una misión que cumplir.


Es tiempo de regresar al Hogar.


¡Despertar!


Llegó la hora de volver a ser Unidad con el UNO y de brillar con su Infinita Luz.


Desde la LUZ y con el AMOR más puro y profundo, os pido que repitáis conmigo:


YO SOY el/la que YO SOY y como tal me manifiesto en la Serena Paz, la Pura Luz y el Infinito Amor Incondicional del PADRE-MADRE.


YO SOY el/la que YO SOY



Que la LUZ del PADRE ilumine siempre nuestros corazones y junto con sus Ángeles y Arcángeles, seamos dignos y capaces de llegar al mismo centro de SU corazón,


La Paz y el Amor con nosotros.


Drisana

martes, 29 de septiembre de 2020

Sobre el silencio interior


Sentir el silencio interior es una experiencia profundamente transformadora. La mente se detiene, y con esta cesación las dimensiones personal, temporal y espacial dejan de existir. Entonces es posible entrever una nueva dimensión antes tan solo intuida.

Sin embargo, por muy deseable que pueda parecer el que semejante experiencia suceda, el silencio interior no se puede provocar a voluntad. Eso sí, puede suceder si se ponen las condiciones adecuadas. Así pues, acciones como entrar en el silencio, hacer voto de silencio, permanecer en silencio, etc. no son más que juguetes de la mente con los que jugar a la espiritualidad.

Hablar es una válvula de escape, un sistema de seguridad necesario para no entrar en los límites de la locura cuando la presión externa es excesiva. De hecho, cuando el silencio es impuesto, y no brota de forma espontánea y natural, es fácil ver la formación de pensamientos en las diferentes formas, ora graciosa, ora ridícula, ora triste, etc. que conforman los músculos faciales y, por añadidura, el resto del cuerpo, al expresar sin palabras todo lo que está sucediendo en la mente.

Cuando el silencio interior deviene, quien lo experimenta entra en armonía con el universo. Microcosmos y macrocosmos se funden en una sola entidad. Lo observado y el observador se diluyen en la más pura observación. Entonces, no hay nada más que hacer, ni ningún lugar a donde ir… O, tal vez sí. No importa. Ocurrirá lo que tenga que ocurrir, pero todo sucederá desde la espontaneidad natural que emana de tal estado. Una espontaneidad que impregnará de autenticidad nuestros actos.

Así pues, no te auto-impongas el silencio, mejor permanece relajado. Conecta con tu consciencia de ser y permite que el silencio interior sobrevenga de manera natural. No lo busques, mejor encuéntralo. Y sucederá. Pues, no se trata de algo ajeno a tu naturaleza: eres silencio. La parte más nuclear y auténtica de tu ser está conformada por silencio.

Permanece en tu consciencia de ser sin más, sin atributos personales, sin nombre, sin pasado, sin futuro… Aquí y ahora, simplemente eres. Pura presencia de ser… Deja de leer y, aunque sea por unos instantes, quédate ahí.

No eres bueno, tampoco malo. Abandona todos los conceptos y quédate en ti, en tu sensación de ser. Fruto de una permanencia prolongada en la consciencia emanará el silencio interior. Y esa experiencia, aunque tan sólo sea por unos instantes, te transformará desde lo más profundo de tu alma.

Donde hay pretensión nace la oposición. Así es como funcionamos los seres humanos, proyectados sobre un ego, arropados con una personalidad e identificados con nuestro personaje. Basta que se pretenda el silencio para que la mente se reactive con una velocidad e intensidad inusitada.

La mente es muy sutil. Sabe de nuestros juegos y anhelos. Conoce nuestros juguetes y preferencias. Sabe cuando juegas a la meditación y pretendes la “cesación de las fluctuaciones mentales”. Es entonces cuando comienza a jugar contigo… y se calla. Mientras, tú crees que te has iluminado, o que estás en las proximidades de ello.

La mente se ríe de ti y de tus ilusas suposiciones, pues está esperando a que suene la campana para proseguir su incesante parloteo. Mientras que tú te lamentarás al comprobar que no era iluminación lo que creíste experimentar, sino una trampa más de la mente, y añorarás el tiempo de pseudo–silencio que ya pasó.

El silencio auténtico es interior y nace de tu alma. Brota todo el tiempo sin cesar como agua fresca de manantial. Así pues, aunque hables, pienses, llores o rías, te proyectes en tus emociones o estés sumergido en la acción… siempre hay silencio. Tan sólo se trata de saber captarlo, de sintonizar con él.

Nada que hacer… Ningún sitio a donde ir… Ninguna técnica te llevará a que el silencio interior suceda. Ningún lugar puede provocarlo, ni evocarlo. Es posible que oigas hablar sobre lugares de poder o técnicas maravillosas… Una técnica es una herramienta, y su única utilidad es la de entretener a la mente, no la de trascenderla. Quien trasciende eres tú, la consciencia.

Dice el DRAE sobre el término Trascendencia: Filosofía. “Aquello que está más allá de los límites naturales y desligado de ellos”. Así pues, para ir más allá de los límites que la mente impone, tan sólo es necesario comprender. Comprender que la propia mente es posterior a ti, la consciencia ser.

La mente es el instrumento por excelencia para interpretar las diferentes sensaciones que los sentidos proporcionan. Sin embargo, la consciencia tiene la capacidad del discernimiento, por ello siempre es anterior a la mente.

Comprender es darte cuenta de que ya eres Eso mismo que buscas con tanto anhelo. No hay nada que tengas que hacer para serlo, bastaría con comprenderlo. Este conocimiento despierta capas profundas de tu ser, resonancias en tu interior, armónicos que sabías que existían incluso antes de leer estas líneas.

A su debido tiempo esta información germinará, trayéndote la inmensa alegría de la comprensión de tu auténtica naturaleza. Eres… Saber esto debería ser suficiente. Ser consciente de la propia presencia de ser es obrar el milagro de estar despierto.

Sin embargo, la mente manda. Por ello, utilizar técnicas es recomendable, siempre y cuando no se caiga en su laberinto y con ello se despierte la intención de querer probarlas todas, resultado de una mente caprichosa dominada por el centro emocional. O bien, intentar obtener algún tipo de perfección moral, o realizar ciertas acrobacias corporales… La mente siempre está dispuesta a adherirse a algún tipo de concepto o idea, y mejor aún si se trata de un reto.

No obstante, gracias a las técnicas es posible acelerar sensiblemente el proceso del darse cuenta y, sobre todo, del ¿quién se da cuenta? Por ello, conviene recordar que las técnicas son un medio, y nunca un fin.

El intento de perfección (corporal o moral) es fruto de la ignorancia de la propia mente. ¿Qué es lo que ignora? Ignora que el ser que le da la vida ya es perfecto en sí mismo, y no necesita nada más. Pero, ¡es tan fácil extraviarse! La mente se proyecta sobre la realidad material como si de un sedal cargado de anzuelos se tratara, e intenta engancharse y aferrarse a todo, de ahí sobreviene el apego.

A este mundo vinimos sin nada, y sin nada partiremos. Mientras, cargamos con demasiadas cosas que nos impiden percibir nuestra liviandad espiritual. El espíritu que eres, y que es patrimonio común de toda la humanidad, se manifiesta a través del silencio interior, la paz y el amor. Esa es su naturaleza, y está en el centro de tu ser. En la superficie aparece el oleaje de la mente con sus impulsos y contradicciones, sus dolores y alegrías…

A nivel personal puedes estar naufragando entre oleadas de emoción, y sin embargo puedes escuchar cómo en el fondo de tu corazón brota un silencio inspirador que hace que retomes el timón de tu nave y que, aunque vayas con lágrimas en los ojos, porque hay ocasiones en que lo natural es llorar, sepas y puedas reconducir la embarcación al puerto adecuado.

Hay situaciones en que es preciso elegir entre lo fácil y lo correcto. Esa elección, para que sea adecuada, ha de emerger desde el fondo del alma. ¿Cómo saber que realmente estás ahí? Porque experimentas el silencio interior. Esa es la referencia.

Tal silencio es como un aroma, como un sabor. Una vez que hueles el sándalo ya no tienes dudas sobre cómo es, lo has experimentado. Podrá haber aromas similares e incluso mejores, pero no será sándalo. Lo mismo ocurre con esta calidad de silencio, una vez que lo experimentas no queda lugar a la duda. Y lo más importante, te servirá de referencia interna para sucesivas ocasiones.

Conecta con tu alma. Siente a tu ser. Experimenta el silencio interior que brota constante como un manantial. Eso eres. Has llegado a casa.

Que el silencio interior, la paz y el amor colmen tu corazón



Publicado por la Revista “Yoga Journal” – Mayo 2.010


FUENTE: http://www.silenciointerior.net/

lunes, 28 de septiembre de 2020

Realiza tu don, por Marianne Willamson


No le pidas a Dios que te conceda una brillante carrera profesional, sino más bien que te enseñe el brillo que hay dentro de ti.

El reconocimiento de nuestro brillo es lo que lo libera y nos permite expresarlo.

Hasta que no hemos experimentado una conmoción interior, no se producen efectos externos estables e importantes.

Una vez que la experimentamos,los efectos externos inevitablemente se hacen notar.

Todos podemos experimentar una conmoción interior; más aún, estamos codificados para vivirla.

Es nuestro potencial de grandeza. Nuestros logros no provienen de lo que hacemos, sino de quiénes somos.

Nuestro poder terrenal es el resultado de nuestro poder personal.

Nuestra carrera profesional es una extensión de nuestra personalidad.
La palabra «carisma» fue originariamente un término religioso. Significa «del espíritu».

Carisma es el poder de llevar a cabo las tareas de la tierra desde un ámbito interior invisible, y es el derecho y la función natural del Hijo de Dios.

Las nuevas fronteras son internas. La verdadera expansión está siempre dentro de nosotros.

En vez de expandir nuestra capacidad o nuestra disposición para salir y conseguir algo, expandamos nuestra capacidad de recibir lo que ya está aquí para nosotros.



Volver al Amor
MARIANNE WILLAMSON


 

jueves, 24 de septiembre de 2020

AVISO DE PREPARACIÓN… POR FAVOR LEA – LA HUMANIDAD DEBE ESTAR PREPARA LO ANTES POSIBLE…


En 3 semanas (alrededor de mediados de octubre), ocurrirá un evento cósmico para el que la humanidad debe prepararse.

Ser estelar al habla:

"Un colectivo galáctico desea hablar con ustedes sobre algunas de las próximas actualizaciones de las plantillas de ADN colectivas.

Somos un colectivo de seres estelares Arcturianos, parte de la Federación Galáctica de Luz al servicio de la transición de formas de vida en el planeta a frecuencias dimensionales superiores.

Agradecemos la oportunidad de hablar con ustedes y les pedimos que re-transmitan esta transmisión a aquellos con quienes este mensaje resonará.

En 3 semanas (alrededor de mediados de octubre), ocurrirá un evento cósmico para el que la humanidad debe prepararse.

Está ocurriendo la transición a la densidad de la 4ª dimensión y esto afectará directamente la estabilidad del planeta.

La conciencia {humana} debe estar preparada para experimentar cierto fenómeno que parecerá inusual particularmente en el cielo.

Deben mantenerse alejados del miedo.

Se ha vuelto necesaria una intervención (Galáctica) para ayudar a la humanidad y al planeta Gaia a mantener el ritmo de la aceleración de otros fenómenos relacionados con la ascensión que ocurren en todo el cosmos.

El cambio de ascensión que está ocurriendo en su planeta se moverá a hipervelocidad o sobremarcha.

El tiempo se está colapsando mucho más rápido hacia el punto de neutralidad cósmica y los seres humanos deben abordar drásticamente su alineación para integrar estas frecuencias.

Venimos a dar aviso / aviso de preparación.

Porque lo que está por venir sacudirá la vida central como la conocen. "
(Se muestra a Tatanka muchas naves estelares comenzando a rodear el globo, manifestándose / materializándose de la nada.

Están estacionadas y observando.

La frecuencia de estas naves interactúa con las frecuencias de la tierra.

Estas naves están creando un campo de fuerza / red de amortiguación generado para disipar cualquier impacto vibratorio de lo que se acerca a la tierra.)

“Hay fenómenos cósmicos que afectan el magnetismo del planeta.

La tierra se ha movido a un espacio vibratorio y dimensional diferente (4ª densidad).

Ella está pasando por una zona donde otros cuerpos / formas celestes 'nativos' en su órbita representan un peligro potencial a lo largo de su curso ".
(Se muestra a Tatanka, que Gaia está cambiando de 3D a 4D donde hay planetas que no solemos ver en nuestro cielo, como Nibiru.

Esos otros planetas / asteroides van a estar influyendo en la tierra, principalmente energéticamente, a medida que ella transite a través de este corredor.

Es un viaje difícil de navegar para ella).

“Muchos mensajes tienen como objetivo distorsionar la frecuencia y los hechos.

Mensajes mixtos diseñado para desviar a las masas y desviar el enfoque de lo que es verdaderamente IMPORTANTE EN ESTE MOMENTO.

Muchas distracciones abundan en su planeta para mantener a la humanidad en un estado de falta de preparación para los desafíos reales que se presentan.

Es IMPERATIVO que la humanidad comience a aceptar que lo que está viendo y conociendo en lo profundo de su ser es verdad.

Miles de nuestras naves y seres han venido de todas partes para ayudar en esta transición.

Es de gran interés para Gaia y las naciones estelares sembradas sobre ella, encarnadas a través de ella, el gran portal estelar que ella es, que todos hayamos venido para facilitar los cambios que se acercan rápidamente.

PREPAREN SUS CUERPOS FÍSICOS.

La mejor forma de hacerlo es ayunar.

Comiencen el ayuno intermitente tan pronto como sea posible porque esto permitirá un cambio de frecuencia muy rápido.

Permitirá que la energía que se utiliza actualmente para los procesos digestivos y metabólicos se redirija hacia la mejora de los sistemas neurológicos.

En este momento, se requiere ayunar durante al menos 16 horas al día para ayudarnos con una intervención planificada para realizar las actualizaciones necesarias en las plantillas del sistema nervioso, lo que permite que se produzca la alineación de frecuencia a medida que Gaia se mueve a través de este campo de transición de alteración magnética y radiación elevada y actividad fotónica.

Las actualizaciones se están realizando en forma holográfica trabajando con las plantillas de grupos de almas.

Los seres estelares están ayudando a través de nuestras cámaras (de sanación) para poner radicalmente a la humanidad al día con estos cambios vibratorios.

Sus sistemas están experimentando una actualización manual.

Tenemos que intervenir en los procesos orgánicos, que se han quedado sin tiempo para que el colectivo humano alcance los niveles óptimos de activaciones de ADN necesarios para integrar de forma segura una aceleración de frecuencia.

Se nos ha dado un permiso y autorización especial para intervenir directamente en el despertar de la humanidad y para ayudar a reconectar las plantillas porque el proceso orgánico (ascensión / evolutivo) está siendo interferido negativamente más allá de la capacidad de la humanidad para alcanzar un estado ascendido por sí mismo.

Por lo tanto, se requiere de nuestra ayuda para producir las alineaciones que permitirán el flujo y la integración de frecuencias de luz intensa y los cambios que afectan su planeta en las semanas y meses venideros.

Además, hay áreas en el plano corporal de la Tierra que todavía se encuentran en un estado comprometido.

Si Gaia no puede integrar estas frecuencias más altas (debido a la densidad y a los bloqueos por trauma), se producirán eventos cataclísmicos.

Hablamos a nivel biofísico.

El cuerpo de la madre tierra tiene una gran necesidad de ayuda para permitir que estas frecuencias se muevan a través de ella, con facilidad.

Estamos ayudando a una capacidad acelerada para apoyar la integridad del cuerpo de Gaia mientras se mueve a través de esta zona de transición 4D.

Esta no es la revelación de los extraterrestres en la forma en que ustedes lo han entendido.

Es una intervención de la alianza para asistir masivamente en este momento crítico.

Sin embargo, habrá ciertos fenómenos en los cielos.

Ellos [los principales medios de comunicación, los caídos] buscan crear como usted los llama "banderas falsas" para distraer.

Gran parte de la humanidad solo está mirando hacia abajo, hacia abajo, aquí en la tierra y mientras ustedes se concentran [en constructos dramáticas] no pueden ser conscientes de lo que realmente está ocurriendo en todo el cosmos y dentro de ustedes.

"SEGUNDAS ONDAS, EXPLOSIONES INEXPLICADAS, PERSONAJES POLÍTICOS EN LAS PANTALLAS QUE PRETENDEN SER RIVALES ...
¡DISTRACCIONES!"

Es de gran importancia ejercitar el discernimiento en estos tiempos.

Abundan todo tipo de manipulaciones.

Evaluar la información a través de la propia resonancia vibratoria es fundamental en este momento.

Prepárense. Sabrán el momento del que hablamos.

Su enfoque personal ha estado más a menudo en los cielos recientemente, ¿no es así?

El sol parece estar poniéndose en un lugar diferente o el cielo y el sol a veces tienen un tono extraño.

Somos NOSOTROS quienes empujan su atención hacia el espacio celestial,
¡mantengan la vista en el cielo!

Vendrán las señales.

Esté en el espacio del corazón y ayúdenos a ayudarles a ustedes (la humanidad) a realinear sus sistemas de circuitos neurológicos y de energía.

Para la mayoría de las personas, este proceso de mejora debe realizarse durante el sueño, en un estado inconsciente, porque las realineaciones a menudo ocurren con síntomas como movimientos físicos involuntarios, espasmos y vibraciones o sensaciones de frío y calor en el cuerpo.

Puede sentirse como una experiencia intensa o "desconcertante".

Para algunos, las activaciones físicas ya se habrán sentido para cuando lean este mensaje.

Les recomendamos que se relajen en todo este proceso visceral y permitan que se complete sin resistencias.

Deje que las descargas fluyan.

Este mensaje está codificado con frecuencias de luz.

Les pedimos que presenten la forma física de estas palabras en el campo de la conciencia colectiva humana.

Es la manifestación de (y vector de) esta transmisión vibratoria.

Amados, ustedes no tienen control sobre quienes envían, escuchan o ven este mensaje...

Aun así, pedimos y confiamos en la participación co-creativa de la humanidad en este proceso.

Les agradecemos.



LA FEDERACIÓN GALÁCTICA DE LA LUZ ...
Tatanka Nehweh para Arcturian Collective
- 19 de septiembre de 2020

TRADUCCION AL ESPANOL por Maria Luz Shaumbra
Colgado por María Cecilia Ngari
https://www.facebook.com/permalink.php...


martes, 22 de septiembre de 2020

Flores para el amor, por Zenaida Bacardí de Argamasilla


Siembra tu amor por la entraña, sujétalo por dentro y verás que pasará el tiempo, cambiarán los lugares, se transformará la vida y tu amor no se muda: permanece firme… Como esas raíces que se arrancan y vuelven a salir. Como esos tallos que se rompen y vuelven a retoñar. Como esas flores que se podan ¡y se resisten a morir!

El amor no es para revestir la vida, sino para llenarla por dentro. No es fuerza de pasión, sino luz de convivencia. No es para encasquillarnos en él, sino para vivir el placer de entregarlo. No es juego para pasarla bien: es sangre que nutre la vida.

El amor no es manipular ni aprovechar, ¡sino servir! No lo bloquea todo con el reproche: abre rendijas para la compresión. No tiene archivos para el resentimiento: deja libre espacio para el perdón y el olvido. No acapara, no busca pedestal, no relumbra para los demás. Enternece el camino, deja pasar, anuda las raíces ¡y arde por dentro!

El amor es una fuerza que pasa sobre nuestra voluntad, un viento que vuela sobre nuestros defectos, una magia que transforma nuestras realidades.

El amor encuentra lo que nadie ha visto, conoce lo que nadie cree y entrega lo que nadie pide. Es un impulso en desarrollo; palpa, moldea, tienta, siembra ¡y de pronto nos damos cuenta de que “hemos crecido dentro del otro”!

El amor es universal, porque es tronco de todas las raíces, palabra de todos los idiomas, aspiración de todos los hombres ¡y luz de todas las vidas! El amor es un camino, pero de subidas y bajadas, de rutinas y sorpresas, de tropiezos y compensaciones, de besos y de estrellas, de dolor y de lágrimas.

El amor vale la pena. Cuando lo dejamos pasar nos respira la vida, nos ensancha el corazón, nos plantamos en él ¡y lo vencemos todo!

Amar no es dar parte de lo que hemos recibido, sino dar todo lo que tenemos.

No es tener las antenas dispuestas a la sensibilidad, sino el corazón dispuesto para el dolor.

No es el estremecimiento pasional, sino el recubrimiento de esas sensaciones con sentimientos profundos.

Amor no es juntar los labios y cerrar los ojos. Es juntar alma con alma y dar cabida a todos los renunciamientos.

No es lo que nos viene bien en determinado momento de la vida. Es lo que escogemos para siempre, como centro vital de la existencia.

No es lo que se siente cuando se baila, cuando se toma, cuando se mira el cielo. Es lo que se siente en una prueba dura, en una lágrima amarga, en un dolor profundo.

Es vibración con ternura. Son palabras con comprensión. Es promesa con fe y confianza.

No es solamente ser humanos, sino comprender que se ha infiltrado en nosotros algo sobrenatural y divino.



Zenaida Bacardí de Argamasilla


 

domingo, 20 de septiembre de 2020

LA ROSA Y EL SAPO


Había una vez una rosa roja muy hermosa y bella. Qué maravilla al saber que era la rosa más bella del jardín. Sin embargo, se daba cuenta de que la gente la veía de lejos.

Un día se dio cuenta de que al lado de ella siempre había un sapo grande y oscuro y que era por eso que nadie se acercaba a verla de cerca. Indignada ante lo descubierto le ordeno al sapo que se fuera de inmediato. El sapo muy obediente dijo: “Esta bien, si así lo quieres.”

Poco tiempo después el sapo paso por donde estaba la rosa y se sorprendió al ver la rosa totalmente marchita, sin hojas y sin pétalos. Le dijo entonces: “Vaya que te veo muy mal. ¿Qué te paso?”. La rosa contesto: “Es que desde que te fuiste las hormigas me han comido día a día, y nunca pude volver a ser igual”. El sapo sólo contestó, “Pues claro, cuando yo estaba aquí me comía a esas hormigas y por eso siempre eras la más bella del jardín”.

Moraleja:

Muchas veces despreciamos a los demás por creer que somos más que ellos, más bellos o simplemente que no nos “sirven” para nada. Todos tenemos algo especial que hacer, algo que aprender de los demás o algo que enseñar, y nadie debe despreciar a nadie. No vaya a ser que esa persona nos haga un bien del cual ni siquiera estemos conscientes.

Tradicionalmente la sociedad se ha dividido en clases, por lo que la pertenencia a uno u otro status socioeconómico daba pie a sentirse superior o inferior a otras personas. Lo cierto es que, aunque mirar por encima del hombro a alguien es bastante común aún en la actualidad, debemos de procurar sentirnos iguales y de la misma valía que los demás, ni más ni menos.

Conocer y potenciar nuestro valor es importante para sentirnos bien, equilibrados y relacionarnos de forma saludable. No somos ni más ni menos que los demás. El sentimiento de superioridad es un lastre de la misma magnitud que el sentimiento de inferioridad. Estos complejos son el sello de los inseguros.

Despreciar a alguien por creerse superior es signo de una autoestima inflada a base de incongruencias con uno mismo. Es una forma de sobrecompensar la aflicción que producen las carencias autopercibidas resaltando aquellas cualidades en las que se sobresale o se cree sobresalir.

A estas personas les caracteriza el hecho de creerse perfectos, ser rígidos en sus convicciones, enfadarse con facilidad, ser emocionalmente inestables, ser mentirosos (puesto que quieren mantener una imagen falsa de sí mismos), muy competitivos y rodearse de personas de menor estatus, inteligencia o capacidad, pues de esta forma se autoensalzan. Como consecuencia de esto adoptan actitudes prepotentes y arrogantes, como la de la rosa con el sapo.

De hecho, podríamos decir que el complejo de superioridad es la secuela de un complejo de inferioridad mal resuelto; además se suelen presentar por las mismas personas en circunstancias diferentes. Vemos que esto es bastante obvio, una persona que se perciba inferior en algún aspecto no tiene la necesidad de proclamarse superior, si en algo o por algo es hábil y valioso la realidad lo muestra de la forma adecuada.

Es especialmente importante contemplar esto porque todos, de forma absoluta, tenemos una labor que cumplir en esta vida para con los demás. Lo que no aprendamos con nuestro vecino no lo aprenderemos nunca con nadie porque cada uno, en su individualidad, es único e indispensable.

Por todo esto, es mejor ser sapo y contemplar nuestro alrededor realizando nuestras labores, estando tranquilos con nosotros mismos, facilitando y disfrutando de nuestra vida y de la de los demás. Ser bellos o no serlo, como la rosa, depende en gran medida de lo que aportemos y dejemos que los demás nos aporten.




Raquel Aldana

::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Artículo escrito y verificado por Raquel Aldana: Psicóloga General Sanitaria. Número de colegiada: R - 00714. Máster en Psicología General Sanitaria por la UNED. Especialista en Educación Emocional. Colaboradora en diferentes medios de comunicación. Psicóloga terapeuta, docente e investigadora en centro privado a tiempo completo. Formadora en organismos públicos de La Rioja. Investigadora en la USAL. Preparadora oposiciones Fuerzas de Seguridad del Estado. Coordinadora de las Jornadas de Psicología Emocional y otras formaciones en Consejo de Juventud de Logroño. Conferenciante en Instituto Riojano de la Juventud. Redactora y asesora de contenidos en Grupo M Contigo S.L. Profesora tutora en Máster Psicología General Sanitaria (UNIR y UNED). Profesora tutora en Grado de Psicología (UPSA). Colaboración con TEA Ediciones en el proyecto piloto de tipificación del Cuestionario TEA para la Evaluación del TDAH y las Funciones Ejecutivas, ATENTO Colaboración con Pearson Clinical Assessment en proyecto de tipificación de Clinical Evaluation of Language Fundamentals (CELF-5) y Behavior Assessment System for Children-3 (BASC-3) Creadora de programa de fomento de la empleabilidad juvenil.

Publicado en https://lamenteesmaravillosa.com/



LA ILUSIÓN DE INVULNERABILIDAD: ¿Por qué nos creemos inmunes a todo?



La ilusión de invulnerabilidad es un sesgo cognitivo debido al cual distorsionamos la percepción de las amenazas externas o riesgos que nos pueden ocurrir durante nuestras vidas. Nuestro cerebro lo utiliza para protegernos ante el estrés que supone un temor a una realidad que vemos ajena a nosotros. Si bien es una barrera defensiva de nuestro propio bienestar personal es un arma de doble filo sino se maneja de manera realista.

Este sesgo cognitivo nos invade de un optimismo no realista, que nos convierte de manera irreal en auténticos Superman, cuando de todos es sabido que los humanos y resto de especies vivimos en una incertidumbre de adversidades que nos pueden hacer caer en una situación no deseada, como puede ser una enfermedad grave, un accidente de tráfico, una relación no deseada o incluso un embarazo no deseado. Hasta que no nos pasa a nosotros o alguien cercano nuestro cerebro parece no reaccionar, con el fin de que vivamos plácidamente sin preocupaciones innecesarias y cuando llegue ya le plantaremos cara. Esto tiene un grave problema si se hace de forma generalizada: la irresponsabilidad personal y social.

Ilusión de invulnerabilidad y coronavirus

Este principio cognitivo que nace en nuestro cerebro como protector se convierte en nuestro mayor peligro, sobre todo e situaciones en las que nuestro pensamiento debería ser entendido de forma más grupal. Es el caso que se sucede ahora mismo ante la crisis sanitaria que sacude al mundo por la pandemia del coronavirus.

Al mundo lo amenaza una nueva enfermedad, COVID-19, provocada por el coronavirus SARS-Cov-2 que afecta a millones de personas en todo el mundo y que está dejando cantidades que se cuenta por miles de muertos. Las autoridades sanitaras advierten que la ciudadanía debe tomar estrictas medidas de higiene y seguridad sanitaria como son el uso de mascarillas o el distanciamiento social. No se cansan de repetirlo en todos los sitios.

Sin embargo, a la sociedad le sigue costando enfrentarse a esa realidad que muchos de ellos ven demasiado lejos, porque no les habrá tocado vivirla de cerca. Esta ilusión de invulnerabilidad ante un virus invisible crea una falsa sensación de seguridad que hace bajar la guardia y cometer graves actos de irresponsabilidad.

A ti no te pasará hasta que te pase.

Cuando sentirse invulnerables es un acto de irresponsabilidad

Irresponsabilidad personal, pero sobre todo social. Somos egoístas por naturaleza, primero nosotros y luego los demás, y nos cuesta entender que si nos salvamos nosotros podemos salvar a los demás y a la vez a nosotros mismos, porque lo que ahora mismo no te toca a ti puede llegar de rebote, cual efecto mariposa: estoy infectado sin síntomas; transmito el virus a una persona que a su vez se lo transmite a otra; esa otra vuelve a tener contacto conmigo y me transmite más carga viral que logra que ahora sí empiece a notar los síntomas y no solo eso, sino a todos mis allegados y seres queridos.

Esta irresponsabilidad social es similar a la vivida en relación a la transmisión del VIH que la enfermedad del SIDA. Durante años se necesitó realizar una profunda concienciación en la sociedad sobre el problema y campañas de propaganda para hacer entender lo importante que era la responsabilidad social para evitar la propagación del virus y que a día de hoy sigue siendo necesaria.

Esta falsa percepción de control sobre nuestra vida creó una ilusión de invulnerabilidad sobre todo en la juventud. Los datos revelados del estudio Ilusión de invulnerabilidad, estereotipos y percepción de control del SIDA en universitarios publicado en la Revista Iberoamericana de Psicología y Salud en 2015, podrían servir de ejemplo para el caso de la transmisión del COVID-19. En el caso del SIDA se promovía el uso de preservativos, ahora el uso de mascarilla.

Auto-justificarse no sirve para parar al COVID-19

La invulnerabilidad nos sirve para mantener un estado de calma interior y un estado de motivación personal alto para que posibles riesgos no nos paralicen en nuestro día a día, pero no se puede llevar a los extremos y racionalizarlo de manera eficiente. Esto es derivado también de lo que en psicología se llama sesgo de confirmación que hace referencia a que intentamos siempre justificar nuestros pensamientos de alguna manera.

Por ejemplo, diciendo que si el uso de mascarilla puede ser incluso peor para las vías respiratorias, que si se conoce gente que tuvo la enfermedad y no la transmitió a familiares, etc. Tendemos a auto-justificar nuestros actos para hacerlos racionales a nuestra manera. Por eso es tan importante también la buena educación emocional en estos aspectos para generar una sociedad más empática.

Superman también lleva mascarilla

Ponte la mascarilla, respeta la distancia social. Solo son dos normas, que esperemos se empiecen a interiorizar de manera natural para parar una enfermedad que estará presente en nuestra sociedad durante un largo periodo de tiempo y prevenir la vuelta al confinamiento. Tú también puedes salvar vidas.

_

Referencias:

Rojas-Murcia, C., Pastor, Y., Esteban-Hernández, J. (2015). Illusion of invulnerability, stereotypes and perception of control to AIDS in undergraduate students. Revista Iberoamericana de Psicología y Salud, 6(1), ppp 28-38




Artículo compartido por Iván Pico en: https://psicopico.com/

EL COMPLEJO DE ARISTÓTELES: Creerse mejor que nadie


Definición de complejo

El término complejo procede del latín complexus, que describe aquello que es compuesto por varios elementos. Uno de sus mayores y conocidos usos es en el ámbito de la psicología y muchas veces es utilizado sin demasiado criterio para hacer referencia a algún problema de personalidad que demasiadas veces se utiliza de forma prejuiciosa, todos hemos escuchado a alguien decir aquello de «fulanito tiene complejo de inferioridad» o cosas similares cuando realmente eso no es lo que le pasa. La gente tiende a hablar demasiado rápido cuando un problema de este tipo puede ser más complejo y no se arregla solo llamándolo complejo, valga la redundancia.

En psicología el complejo se define como el conjunto de sentimientos inconscientes, vivencias o experiencias individuales integradas en una experiencia de conjunto que las totaliza. Generalmente estas experiencias fueron vividas en la infancia e influyen posteriormente en la personalidad. El concepto es utilizado por las diferentes corrientes psicológicas pero fundamentalmente por los enfoques dinámicos y analíticos, y aunque menos, en los enfoques cognitivo-conductuales.

Fue Carl Gustav Jung el primero en introducirlo en la teoría psicoanalítica, definiéndolo como un conjunto de ideas con una carga emocional muy elevada que pauta nuestra forma de ser. Sigmund Freud, decía que cada persona tendría sus propios complejos en alguna u otra medida. Es famoso el complejo de Edipo y Electra, del cual hablaremos en otra ocasión.

Complejo de Aristóteles

Es la rebelión del hijo contra el padre, del discípulo contra el maestro. El complejo de Aristóteles se da por la necesidad irracional de imponer el propio criterio siempre, de llevar siempre la razón a toda costa. Se puede dar a todas la edades y es el caso de esos hijos rebeldes que se enfrentan a los padres o a sus profesores, o en los adultos que actúan con prepotencia sobre los demás.

La procedencia de este nombre hace referencia a a Aristóteles (384-322 a.C.), famoso y destacado filósofo de la Grecia antigua discípulo de Platón (427-347 a.C.). 

El alumno Aristóteles se creyó muy superior a su maestro Platón y trató de imponer sus palabras y razonamientos por encima de su experimentado maestro. Incluso llegó a creer que los fundamentos filosóficos de Platón no tenían ningún tipo de fundamento, valga de redundancia (otra vez). De hecho, cuando Platón murió, Aristóteles abandonó Atenas, abandonando la escuela platónica e iniciando su crítica. No obstante, los trabajos de Aristóteles fueron de gran importancia, considerándose el padre de la lógica y la biología.

Sin embargo, esta obsesión por superar al otro y creerse mejor que él es difícil de detectar ya que se suele confundir con algo muy diferente: la autoestima saludable. 

Es decir, el tener espíritu crítico y la necesidad de defender nuestros propios puntos de vista o razonamientos implica una valentía personal por la que no nos dejamos llevar por todo aquello que nos dicen. Cuando nos empeñamos de manera obsesiva en llevar la razón a toda costa, es cuando se produce el problema. El complejo puede transformarse en un complejo de superioridad, cuando además de creerse mejor y hacerse oír se intenta acallar las opiniones de los demás, prevaleciendo nuestra «verdad absoluta». Esto te convierte en una persona arrogante, prepotente, pero sí, también acomplejada.

Ejemplo de persona con complejo de Aristóteles: Sheldon Cooper.

En la famosa serie televisiva «The Big Bang Theory», uno de sus protagonistas es el ficticio personaje de Sheldon Cooper, interpretado por Jim Parsons y tiene toda la pinta de padecer complejo de Aristóteles. Sheldon es físico teórico en el California Institute of Technology y tiene dos doctorados y un máster, con todo estos estudios encima tiene una personalidad egocéntrica que le hace considerarse intelectualmente superior a cualquiera de las personas que lo rodean, hasta el punto de dar por sentado que ganará algún día el Premio Nobel. Si habéis visto la serie sabéis de qué hablo.

Consejos para eliminar un complejo

Eliminar un complejo es tarea compleja debido a su naturaleza inconsciente pero al menos para poder reducir sus efectos será productivo intentar seguir estos sencillos consejos.

- Admitir el complejo. Es lo más difícil de hacer pero lo más fundamental y primer paso. Par el caso del complejo de Aristóteles el asumir poco a poco que a veces los demás también tienen la razón (aunque sea en pequeñas cosas) irá reduciendo la expresión del complejo.

- Reconocer las «banderas rojas». Es decir, cuando veas que la expresión de tu complejo ha llegado a un límite y está influyendo en los que te rodean respira profundamente y piensa en lo que has hecho mal para herir a los demás, para el caso del complejo de Aristóteles. Si ves que te quedas solo en una habitación después de soltar algún razonamiento absolutista quizás te des cuenta de que no puede ser bueno del todo.

- Pon el complejo en perspectiva. Si Sheldon Cooper se diese cuenta de que la inteligencia suprema no da la felicidad absoluta y la pone en perspectiva en relación a otras causas de felicidad, como el amor, todo cambia. De hecho, en la serie, cuando Sheldon se saca novia (Amy Farrah Fowler) su perspectiva de las cosas comienza a cambiar.

- Busca lo mejor en los otros. Quizás sí seas mejor en alguna tarea que otra persona, pero esa otra persona quizás sea mejor que tu en otra y no te des cuenta. Por ejemplo. Sheldon Cooper no sabe conducir.

- Rodearse de personas positivas. ¿Qué sería de Sheldon Cooper sin su inseparable compañero de piso y amigo Leonard Hofstadter? Lo quiere tal como es e intenta ayudarle a superar sus problemas personales.

- Buscar ayuda profesional. Muchos complejos tienen un trasfondo psicológico que impiden llevar una vida satisfactoria o que limitan el crecimiento personal. Un psicólogo ayudará a entender su origen y superarlos para disfrutar mejor de las cosas buenas que tiene la vida.


¿Conoces a alguien más que pudiese tener complejo de Aristóteles? ¡Cuidado con los prejuicios!



Iván Pico*

*Director y creador de Psicopico.com. Psicólogo Colegiado G-5480 entre otras cosas. Visita la sección "Sobre mí" para saber más.


**Artículo tomado de la web: https://psicopico.com/