NAMASTÉ



"Yo honro el lugar dentro de ti donde el Universo entero reside. Yo honro el lugar dentro de ti de amor y luz, de verdad, y paz. Yo honro el lugar dentro de ti donde cuando tú estás en ese punto tuyo, y yo estoy en ese punto mío, somos sólo Uno."


Un día me levanté y ví que algo había cambiado a mi alrededor, en mi. Me inundaba una serena sensación de Paz y Amor por todo lo creado. Una simple florecilla me parecía entonces lo más hermoso y más grande en su perfección. La sonrisa de un niño, las lágrimas de un anciano... Mirarme a mi misma en el espejo... El mundo en sí parecía tener colores de recién pintado.

Al principio, yo no entendía a que podía deberse aquel cambio que sólo yo parecía ver. Nadie a mi alrededor parecía ser consciente de que todo a su lado brillaba de otra manera excepto yo. Llegue incluso a pensar si no estaría volviéndome loca, pero no. Simplemente había tomado conciencia de quien soy.

Poco a poco, al principio con paso inseguro y un tanto sola, fui iniciando mi camino. Buscaba a ciegas información en los sitios mas insospechados. Era como si una voz interior me guiase. (No puedo dejar de sonreír ante este comentario: "una voz interior".) Lejos estaba entonces de saber que era precisamente eso lo que me impulsaba a seguir.

Pronto comencé a conocer a gente que se encontraban en mi misma situación. Pronto comenzaron a aparecer en mi vida personas, Almas de Luz, que me fueron guiando, ayudando, consolando cuando tropezaba y caía y empujándome cuando parecía que iba a desistir en mi labor.

Comprendí que significaba haber DESPERTADO. Comprendí la tarea que tenía por delante para llevar a buen puerto la misión que se me encomendó. Aprendí lo ya sabido de nuevo, como si fuera de nuevo un bebe recién nacido. Viaje en mis sueños a las ciudades de sanación.

Ahora sé que soy Amor porque provengo del AMOR del PADRE y que como tal, estoy para difundir ese mismo Amor por todo lo que ÉL creó. Que mi meta está en ir evolucionando hacía la perfección y en ayudar a aquellos de nuestros hermanos que comiencen su caminar como un día fui ayudada yo.


*********


Por todo esto puedo y debo deciros:


Yo soy Drisana, la hija del Sol.


Ese es el significado de mi nombre, al menos el nombre más antiguo que recuerdo haber tenido en esta dimensión desde la primera vez que encarne en mi amada Lemuria.


En este aquí y ahora he vuelto de renacer, he despertado a la verdad y he recordado. Me he reconocido en cada un@ de mis herman@s. He reaprendido a amar al Padre-Madre y a toda su Sagrada y Divina Creación.


Y he sentido el llamado ancestral que anclado en lo más profundo de mi Esencia, me empuja a ayudar e iluminar desde la humildad de mi Ser y como persona humana, al resto de mis herman@s que ya están despertando.


Es tiempo de volver a Ser aquello que tan profundamente duerme dentro de nosotr@s. Tiempo de abrir los ojos del Alma, de avivar la llama imperecedera del AMOR Incondicional que se guarda en la cámara mas secreta de nuestros corazones. Tiempo de reconocer nuestra parte Divina. Tiempo de entender que como parte de la más Pura Luz del PADRE, tenemos un trabajo que hacer, una misión que cumplir.


Es tiempo de regresar al Hogar.


¡Despertar!


Llegó la hora de volver a ser Unidad con el UNO y de brillar con su Infinita Luz.


Desde la LUZ y con el AMOR más puro y profundo, os pido que repitáis conmigo:


YO SOY el/la que YO SOY y como tal me manifiesto en la Serena Paz, la Pura Luz y el Infinito Amor Incondicional del PADRE-MADRE.


YO SOY el/la que YO SOY



Que la LUZ del PADRE ilumine siempre nuestros corazones y junto con sus Ángeles y Arcángeles, seamos dignos y capaces de llegar al mismo centro de SU corazón,


La Paz y el Amor con nosotros.


Drisana

viernes, 1 de agosto de 2014

EQUILIBRA LA LLAMA TRINA DEL CORAZÓN


EQUILIBRA LA LLAMA TRINA DEL CORAZÓN


La llama trina, o chispa divina, es la semilla de lo divino adentro de nosotros. Es la semilla del Cristo interno y del Buda interno.

La llama trina adentro del chakra del corazón encarna las mismas cualidades de amor, sabiduría y poder que se manifiestan en el corazón del Todopoderoso, en el corazón de tu Presencia YO SOY, y en el corazón de tu Ser Superior. Esta chispa divina es tu pasaporte a la inmortalidad.

La llama trina habita en la cámara secreta del corazón. Es el octavo rayo y el chakra de ocho pétalos. Es como la antecámara del chakra de doce pétalos del corazón.

El chakra del corazón― tu vínculo a la divinidad

El corazón es el vínculo del alma a la divinidad. Esto se debe a que la Presencia YO SOY, colocó una llama espiritual― su propia esencia― en el corazón de cada uno. Esta llama también es la esencia de Dios, porque la Presencia YO SOY, es una emanación de Dios.

Adentro de tu propio templo corporal, existen tres plumas flameantes del Espíritu Santo― pulsaciones rosas, amarillas y azules de la llama viva. Así, la Trinidad celestial logra expresión en el mundo de la forma material. Y las energías del Padre (azul), Hijo (amarillo), y Espíritu Santo (rosa) resplandecen en el corazón del hombre.

Además, correspondiendo con la trinidad de cuerpo, mente y alma, la llama trina proporciona las necesidades del hombre para:

- EL PODER de mantener el cuerpo (la fe y la buena voluntad de la intención divina);

- LA SABIDURÍA para alimentar la mente (la iluminación y el uso correcto del conocimiento de la Ley); y

- EL AMOR para cumplir el destino del alma en la manifestación externa consciente (una compasión justa y misericordiosa que siempre se recompensa con una realización creativa individual).

La llama en el corazón es tu foco personal del fuego sagrado. Es tu oportunidad para hacerte uno con tu Ser Superior, ya sea que lo llames Cristo, Buda, Tao o Atman. Es el potencial de tu Divinidad que espera surgir para existir adentro de tu humanidad.

Hace mucho tiempo, durante las primeras tres eras doradas, antes de que el hombre dejara la inocencia, el cordón cristalino medía nueve pies de diámetro y la llama trina envolvía su forma. La fuente de energía del hombre literalmente, no tenía límite y su conciencia superior lo envolvía completamente. Después de la caída, la oportunidad del hombre para ejercer su libre albedrio se restringió. Por orden cósmico la llama trina fue reducida a una altura de un dieciseisavo de pulgada.

A medida que la llama de la iluminación se expande adentro de tu consciencia, gradualmente, envuelve tu ser hasta que Dios, como sabiduría santa, es entronado sobre el altar de tu corazón. Pero con cada aumento de sabiduría, las plumas del poder y del amor también deben elevarse por el fíat de tu devoción; de otro modo, la sabiduría no se podrá retener. Asimismo, con cada logro del poder debe venir el logro de la sabiduría y del amor en equilibrio perfecto. Por lo tanto, el amor se actualiza solamente por medio de una manifestación equivalente del poder y la sabiduría.

En promedio, la llama trina mide un dieciseisavo de una pulgada de altura, pero sus plumas no son usualmente del mismo tamaño. Solamente cuando estas tres plumas están en equilibrio, puede expandirse la llama trina en su totalidad. Y, cuando se expande, tu llama trina, tu luz y poder espiritual aumentarán de manera exponencial.

¿Cómo puedes equilibrar las tres plumas para que sean iguales en tamaño e intensidad? Por medio de la devoción a Dios y el servicio a la vida.

Sant Germain nos recomienda que meditemos sobre las cualidades de cada pluma para determinar, por medio de la sensibilidad de nuestra alma, cuál de las tres es mas débil y cuál es la más fuerte. Entonces, dice él, podemos usar el poder de la pluma más fuerte para fortalecer a las otras dos plumas más débiles.

Puedes saber cuándo tus plumas no están equilibradas según sientas la fuerza del poder divino, la sabiduría divina o el amor divino. Si no sientes la primera, segunda o tercera pluma de la trinidad pulsar en tu corazón, entonces sabes que debes ejercitar el atributo o atributos que has descuidado.

Por ejemplo, si tu pluma azul es tu pluma más fuerte, entonces, tiene a su mando la pluma amarilla al igual que la pluma rosa. Toma acción para aumentar la pluma rosa y la pluma amarilla, y así trata de establecer el equilibrio entre las tres, mientras que avivas los fuegos del corazón.

Si tienes la tendencia de retener el amor de tu ser adulto, de tu niño interno o de los demás, sal y encuentra a aquellos que necesitan tu amor y dales copa tras copa del elixir del amor a todos aquellos que puedan recibir tu amor. Continúa esta tarea hasta que sientas la fuerza del amor de Dios en tu corazón y, sepas con certeza, que elevaste la llama rosa al nivel de la llama azul.

Ahora, si sientes que no estás ejerciendo la sabiduría que Dios te dio― al enseñarle a los analfabetas a leer y escribir, por ejemplo― lleva los rayos del sol de la sabiduría de Dios a aquellos que más la necesitan. Sirve a los demás sin egoísmo y conocerás la liberación al regalar los dones de la Trinidad.

Tu meta, en este proceso, es equilibrar la llama trina para que el amor de tu corazón pueda ser igual a la inteligencia de tu mente y a la determinación a la voluntad que Dios selló adentro de ti en el principio.


Publicado en http://tsl.org/

http://tsl.org/maestrosascendidos/equilibra-la-llama-trina-del-corazon/

No hay comentarios:

Publicar un comentario