Photobucket


NAMASTÉ


"Yo honro el lugar dentro de ti donde el Universo entero reside. Yo honro el lugar dentro de ti de amor y luz, de verdad, y paz. Yo honro el lugar dentro de ti donde cuando tú estás en ese punto tuyo, y yo estoy en ese punto mío, somos sólo Uno."



Photobucket



Un día me levanté y ví que algo había cambiado a mi alrededor, en mi. Me inundaba una serena sensación de Paz y Amor por todo lo creado. Una simple florecilla me parecía entonces lo más hermoso y más grande en su perfección. La sonrisa de un niño, las lágrimas de un anciano... Mirarme a mi misma en el espejo... El mundo en sí parecía tener colores de recién pintado.


Al principio, yo no entendía a que podía deberse aquel cambio que sólo yo parecía ver. Nadie a mi alrededor parecía ser consciente de que todo a su lado brillaba de otra manera excepto yo. Llegue incluso a pensar si no estaría volviéndome loca, pero no. Simplemente había tomado conciencia de quien soy.


Poco a poco, al principio con paso inseguro y un tanto sola, fui iniciando mi camino. Buscaba a ciegas información en los sitios mas insospechados. Era como si una voz interior me guiase. (No puedo dejar de sonreír ante este comentario: "una voz interior".) Lejos estaba entonces de saber que era precisamente eso lo que me impulsaba a seguir.


Pronto comencé a conocer a gente que se encontraban en mi misma situación. Pronto comenzaron a aparecer en mi vida personas, Almas de Luz, que me fueron guiando, ayudando, consolando cuando tropezaba y caía y empujándome cuando parecía que iba a desistir en mi labor.


Comprendí que significaba haber DESPERTADO. Comprendí la tarea que tenía por delante para llevar a buen puerto la misión que se me encomendó. Aprendí lo ya sabido de nuevo, como si fuera de nuevo un bebe recién nacido. Viaje en mis sueños a las ciudades de sanación.


Ahora sé que soy Amor porque provengo del AMOR del PADRE y que como tal, estoy para difundir ese mismo Amor por todo lo que ÉL creó. Que mi meta está en ir evolucionando hacía la perfección y en ayudar a aquellos de nuestros hermanos que comiencen su caminar como un día fui ayudada yo.

*********

Por todo esto puedo y debo deciros:

Yo soy Drisana, la hija del Sol.

Ese es el significado de mi nombre, al menos el nombre más antiguo que recuerdo haber tenido en esta dimensión desde la primera vez que encarne en mi amada Lemuria.

En este aquí y ahora he vuelto de renacer, he despertado a la verdad y he recordado. Me he reconocido en cada un@ de mis herman@s. He reaprendido a amar al Padre-Madre y a toda su Sagrada y Divina Creación.

Y he sentido el llamado ancestral que anclado en lo más profundo de mi Esencia, me empuja a ayudar e iluminar desde la humildad de mi Ser y como persona humana, al resto de mis herman@s que ya están despertando.

Es tiempo de volver a Ser aquello que tan profundamente duerme dentro de nosotr@s. Tiempo de abrir los ojos del Alma, de avivar la llama imperecedera del AMOR Incondicional que se guarda en la cámara mas secreta de nuestros corazones. Tiempo de reconocer nuestra parte Divina. Tiempo de entender que como parte de la más Pura Luz del PADRE, tenemos un trabajo que hacer, una misión que cumplir.

Es tiempo de regresar al Hogar.

¡Despertar!

Llegó la hora de volver a ser Unidad con el UNO y de brillar con su Infinita Luz.

Desde la LUZ y con el AMOR más puro y profundo, os pido que repitáis conmigo:

YO SOY el/la que YO SOY y como tal me manifiesto en la Serena Paz, la Pura Luz y el Infinito Amor Incondicional del PADRE-MADRE.

YO SOY el/la que YO SOY


Que la LUZ del PADRE ilumine siempre nuestros corazones y junto con sus Ángeles y Arcángeles, seamos dignos y capaces de llegar al mismo centro de SU corazón,


La Paz y el Amor con nosotros.


Drisana


sábado, 1 de abril de 2017

LAS AFIRMACIONES, por Louise L. Hay


LAS AFIRMACIONES
por Louise L. Hay

Una afirmación es cualquier cosa que digas o pienses. Mucho de lo que decimos y pensamos es bastante negativo y no nos crea buenas experiencias. Si deseas sanar tu vida, tienes que reeducar tus pensamientos y hablar de forma positiva. Las Afirmaciones abren puertas, pues son puntos de partida en el camino hacia el cambio. En esencia, le estás diciendo a tu subconsciente: Me hago responsable de mi vida. Sé que puedo hacer algo para cambiar. Cuando hablo de hacer afirmaciones, me refiero a elegir palabras que te ayudan a eliminar algo de tu vida o a crear algo nuevo en ella.

Cada pensamiento que tienes y cada palabra que pronuncias son una afirmación. Todas las conversaciones que mantienes contigo mismo, tu diálogo interior, son un torrente de afirmaciones. Estás utilizando afirmaciones en todo momento tanto si eres consciente de ello como si no. Con cada palabra y cada pensamiento estás afirmando y creando las experiencias de tu vida. Tus creencias no son más que patrones mentales que aprendiste de niño. Muchas de ellas son muy útiles. Pero otras son limitadoras a la hora de crear las cosas que quieres. Puede haber una gran diferencia entre lo que quieres y lo que crees merecerte. Debes prestar atención a tus pensamientos para poder eliminar los que crean experiencias que no quieres en tu vida. Ten en cuenta que cualquier queja es una afirmación de algo que piensas que no quieres en tu vida.

Cada vez que te enfadas, estás afirmando que deseas más ira en tu vida. Cada vez que te sientes como una víctima, estás afirmando que quieres seguir sintiéndote una víctima. Cada vez que crees que la Vida no te da lo que deseas, ten por seguro que la Vida no te concederá las cosas buenas que concede a otros hasta que cambies tu forma de pensar y de hablar. No eres una mala persona por pensar como piensas, lo que ocurre es que nunca te han enseñado a pensar y a hablar.

Actualmente, hay muchas personas en el mundo que están empezando a aprender que son los pensamientos los que crean nuestras experiencias, tus padres probablemente no lo sabían y por eso no te lo pudieron enseñar. Te enseñaron a ver la vida como sus padres les enseñaron a ellos, nadie tiene la culpa. Sin embargo, ha llegado el momento de despertar y empezar a crear tu vida de un modo que te satisfaga y ayude. Tú puedes hacerlo. Yo puedo hacerlo. Todos podemos hacerlo, sólo tenemos que aprender a realizarlo.

Algunas personas dicen que las «afirmaciones no funcionan» (lo cual es una afirmación en sí mismo), cuando en realidad lo que quieren decir es que no saben utilizarlas correctamente. Puede que digan: Mi prosperidad está aumentando, pero en el fondo piensan: ¡Qué estupidez, sé que no funcionará! ¿Qué afirmación crees que ganará? La negativa, por supuesto, porque forma parte de una manera de ver la vida muy arraigada. A veces repiten sus afirmaciones sólo una vez al día y se pasan el resto del tiempo quejándose. Si actúan de este modo, las afirmaciones tardarán mucho tiempo en funcionar. Las afirmaciones de las quejas siempre ganan porque abundan más y suelen decirse con mayor vehemencia.

De todos modos, repetir afirmaciones no es más que una parte del proceso. Lo que haces durante el resto del día o de la noche es más importante aún. El secreto para que tus afirmaciones funcionen con rapidez y de manera sistemática es crear un ambiente en el que puedan crecer. Las afirmaciones son como las semillas que sembramos en la tierra. Si la tierra es pobre, no crecerán bien; en cambio, si la tierra es fértil, se desarrollarán generosamente. Cuanto más elijas tener pensamientos que te hagan sentir bien, con mayor rapidez funcionarán las afirmaciones; de modo que ten pensamientos felices, es así de sencillo. Y es factible.

La forma en que eliges pensar en este preciso instante no es más que una elección. Puede que no te des cuenta, porque has estado pensando así durante mucho tiempo, pero eres tú el que lo eliges; ahora… hoy… en este momento… puedes elegir cambiar tu forma de pensar. Tu vida no cambiará de la noche a la mañana, pero si eres constante y eliges a diario tener pensamientos que te hagan sentir bien, producirás sin duda cambios positivos en todos los aspectos de tu vida.

La creación de afirmaciones

Repetir afirmaciones es elegir conscientemente tener ciertos pensamientos que generarán resultados positivos en el futuro. Crean un punto focal que te ayuda a cambiar tu forma de pensar. Las afirmaciones positivas van más allá de la realidad del presente y crean el futuro a través de las palabras que utilizas en el ahora. Cuando eliges decir: “Mi vida está llena de prosperidad” aunque tengas muy poco dinero en el banco, en ese momento, estás sembrando las semillas para gozar de prosperidad en el futuro. Cada vez que repites esta afirmación, estás fortaleciendo las semillas que has sembrado en la atmósfera de tu mente. Por eso quieres que sea una atmósfera feliz. Las cosas crecen mucho más deprisa en un suelo fértil y rico.

Es importante que repitas siempre tus afirmaciones en tiempo presente. Por ejemplo, las afirmaciones típicas empiezan de este modo: Tengo…, o Soy…. Si dices: Tendré…, o Voy a…, tu pensamiento se proyecta al futuro. El Universo se toma tus pensamientos y palabras de forma muy literal y siempre te da lo que dices que quieres. Es otra de las razones para mantener una actitud mental feliz. Resulta más fácil pensar en afirmaciones positivas cuando te sientes bien.

Ten presente que cada pensamiento cuenta, así que no malgastes tus valiosos pensamientos. Cada pensamiento positivo aporta bien a tu vida. Cada pensamiento negativo aleja el bien de tu vida, lo pone fuera de tu alcance. ¿Cuántas veces te ha pasado que has estado a punto de conseguir algo bueno y de pronto te lo han arrebatado en el último instante? Si pudieras recordar cuál era tu atmósfera mental en esos momentos, tendrías la respuesta. Demasiados pensamientos negativos crean una barrera contra las afirmaciones positivas. Si dices: “No quiero volver a estar enfermo”, no es una afirmación para gozar de buena salud. Tienes que afirmar claramente lo que quieres, como cuando dices: “Acepto tener una salud perfecta ahora”. “Odio este coche” no te traerá un maravilloso coche nuevo porque no eres claro. Aunque consigas un coche nuevo, al poco tiempo seguramente lo odiarás porque eso es lo que has estado afirmando. Si quieres un coche nuevo, di algo como: “Tengo un maravilloso coche nuevo que satisface todas mis necesidades”.

Posiblemente oirás decir a algunas personas: “la vida es una porquería” (lo cual es una afirmación terrible). ¿Te imaginas qué clase de experiencias atraerá a tu vida esta afirmación? por supuesto, no es la vida lo que es una basura, sino tu pensamiento. Ese pensamiento hará que te sientas fatal, y cuando te sientes fatal, nada bueno puede pasarte. No pierdas el tiempo discutiendo a causa de tus limitaciones: relaciones insatisfactorias, problemas, enfermedades, dificultades económicas y demás. Cuanto más hables del problema, más anclado te quedarás en él. No culpes a los demás por lo que aparentemente no funciona en tu vida, es otra manera de perder el tiempo. Recuerda que estás bajo las leyes de tu conciencia y pensamientos, y que con tu forma de pensar atraes unas determinadas experiencias.


Louise L. Hay

Tomado de su libro: Tu Felicidad Empieza Ahora

No hay comentarios:

Publicar un comentario