Photobucket


NAMASTÉ


"Yo honro el lugar dentro de ti donde el Universo entero reside. Yo honro el lugar dentro de ti de amor y luz, de verdad, y paz. Yo honro el lugar dentro de ti donde cuando tú estás en ese punto tuyo, y yo estoy en ese punto mío, somos sólo Uno."



Photobucket



Un día me levanté y ví que algo había cambiado a mi alrededor, en mi. Me inundaba una serena sensación de Paz y Amor por todo lo creado. Una simple florecilla me parecía entonces lo más hermoso y más grande en su perfección. La sonrisa de un niño, las lágrimas de un anciano... Mirarme a mi misma en el espejo... El mundo en sí parecía tener colores de recién pintado.


Al principio, yo no entendía a que podía deberse aquel cambio que sólo yo parecía ver. Nadie a mi alrededor parecía ser consciente de que todo a su lado brillaba de otra manera excepto yo. Llegue incluso a pensar si no estaría volviéndome loca, pero no. Simplemente había tomado conciencia de quien soy.


Poco a poco, al principio con paso inseguro y un tanto sola, fui iniciando mi camino. Buscaba a ciegas información en los sitios mas insospechados. Era como si una voz interior me guiase. (No puedo dejar de sonreír ante este comentario: "una voz interior".) Lejos estaba entonces de saber que era precisamente eso lo que me impulsaba a seguir.


Pronto comencé a conocer a gente que se encontraban en mi misma situación. Pronto comenzaron a aparecer en mi vida personas, Almas de Luz, que me fueron guiando, ayudando, consolando cuando tropezaba y caía y empujándome cuando parecía que iba a desistir en mi labor.


Comprendí que significaba haber DESPERTADO. Comprendí la tarea que tenía por delante para llevar a buen puerto la misión que se me encomendó. Aprendí lo ya sabido de nuevo, como si fuera de nuevo un bebe recién nacido. Viaje en mis sueños a las ciudades de sanación.


Ahora sé que soy Amor porque provengo del AMOR del PADRE y que como tal, estoy para difundir ese mismo Amor por todo lo que ÉL creó. Que mi meta está en ir evolucionando hacía la perfección y en ayudar a aquellos de nuestros hermanos que comiencen su caminar como un día fui ayudada yo.

*********

Por todo esto puedo y debo deciros:

Yo soy Drisana, la hija del Sol.

Ese es el significado de mi nombre, al menos el nombre más antiguo que recuerdo haber tenido en esta dimensión desde la primera vez que encarne en mi amada Lemuria.

En este aquí y ahora he vuelto de renacer, he despertado a la verdad y he recordado. Me he reconocido en cada un@ de mis herman@s. He reaprendido a amar al Padre-Madre y a toda su Sagrada y Divina Creación.

Y he sentido el llamado ancestral que anclado en lo más profundo de mi Esencia, me empuja a ayudar e iluminar desde la humildad de mi Ser y como persona humana, al resto de mis herman@s que ya están despertando.

Es tiempo de volver a Ser aquello que tan profundamente duerme dentro de nosotr@s. Tiempo de abrir los ojos del Alma, de avivar la llama imperecedera del AMOR Incondicional que se guarda en la cámara mas secreta de nuestros corazones. Tiempo de reconocer nuestra parte Divina. Tiempo de entender que como parte de la más Pura Luz del PADRE, tenemos un trabajo que hacer, una misión que cumplir.

Es tiempo de regresar al Hogar.

¡Despertar!

Llegó la hora de volver a ser Unidad con el UNO y de brillar con su Infinita Luz.

Desde la LUZ y con el AMOR más puro y profundo, os pido que repitáis conmigo:

YO SOY el/la que YO SOY y como tal me manifiesto en la Serena Paz, la Pura Luz y el Infinito Amor Incondicional del PADRE-MADRE.

YO SOY el/la que YO SOY


Que la LUZ del PADRE ilumine siempre nuestros corazones y junto con sus Ángeles y Arcángeles, seamos dignos y capaces de llegar al mismo centro de SU corazón,


La Paz y el Amor con nosotros.


Drisana


jueves, 21 de enero de 2016

LA MUERTE Y EL MORIR LA TRANSICIÓN DEL ALMA, por Louise L. Hay


LA MUERTE Y EL MORIR
LA TRANSICIÓN DEL ALMA 
por Louise L. Hay

Un tiempo para vivir y un tiempo para morir

Llega un momento en la vida de cada persona en que debe aceptar que la muerte está ahí, que ha llegado su hora. Creo que necesitamos estar en paz con ese momento, sea el que sea. Hemos de aprender a aceptar la muerte, a permitimos pasar por la experiencia que ofrece con admiración y paz, no con miedo.

Generalmente la gente tiene opiniones muy definidas sobre el suicidio, y se me ha criticado la mía. Yo pienso que es absurdo matarse porque se ha acabado un romance, porque uno se ha arruinado o por algún otro problema de la vida. Perdemos la oportunidad de aprender algo y crecer. Y si nos negamos a aprender esa lección esta vez, va a volver a presentarse en la próxima vida.

¿Recuerdas las muchas veces que has tenido problemas o dificultades y no sabías cómo salir de la situación? Pero lo hiciste y estás aquí; encontraste una solución. ¿Y si te hubieras suicidado a causa de alguna de esas dificultades? Fíjate en todas las cosas fabulosas que te habrías perdido.
Por otra parte, en la vida de algunas personas llegan momentos de enorme dolor físico que no cede, que no puede ser aliviado. Están tan profundamente inmersas en una enfermedad atroz que llegan a un punto sin retorno. Esto lo he visto muchas veces con la enfermedad llamada sida. ¿Quién soy yo para juzgar a una persona que elige quitarse la vida en esas circunstancias? Opino que el doctor Jack Kervorkian, al que llaman el Médico de la Muerte, es un hombre muy compasivo que ayuda a acabar su vida con dignidad a las personas con enfermedades terminales.

Escribí lo siguiente para un amigo muy querido que estaba muriendo conscientemente. A él le sirvió de gran consuelo en esos momentos. Muchas veces, durante el día y la noche, se ponía «en posición para la máxima paz». 

También he empleado estas palabras para muchos otros que estaban en proceso de marcharse.

SIEMPRE ESTAMOS A SALVO

Siempre estamos a salvo.
Es sólo un cambio.
Desde el momento en que nacemos nos preparamos para ser Abrazados por la Luz
una vez más. Ponte en posición para la Máxima Paz.
Los ángeles te rodean y te guían en cada paso del camino.
Lo que sea que elijas ,será lo perfecto para ti.
Todo sucederá en el momento y el lugar perfectos. Este es un instante de júbilo
y de regocijo.
Estás de camino a Casa como lo estamos todos aquí.
Siempre me he imaginado mi muerte como
el final de una representación.
Baja el telón por última vez.
Se acaban los aplausos.
Voy a mi camerino y me quito el maquillaje.
La ropa queda en el suelo.
El personaje ya no soy yo.
Desnuda, voy hasta la entrada de artistas.
Cuando abro la puerta, me encuentro ante una cara
sonriente.
Es el nuevo Director,
con un nuevo guión y el traje en la mano. Me inunda la alegría al ver que me esperan
mi público fiel y mis seres queridos. La ovación es cariñosa y ensordecedora.
Me saludan con más amor
del quejamos he experimentado antes.
Mi nuevo papel promete ser el mejor de todos.
que la Vida siempre es buena.
Dondequiera que esté
todo está bien.
Estoy a salvo.
Hasta pronto.
Adiós.

También veo la Vida como una película

En cada vida
siempre llegamos a mitad de la película
y siempre nos marchamos a mitad de la película.
No hay un momento correcto,
ni un momento equivocado,
sino sólo nuestro momento.
El alma hizo su elección mucho antes de que viniéramos. Hemos venido a aprender ciertas lecciones,
a amarnos a nosotros mismos. Sea lo que sea lo que hagan o digan los demás,
hemos venido a amarnos y cuidarnos y a amar;y cuidar a nuestros semejantes.
Cuando hemos aprendido las lecciones del amor,
podemos marcharnos con alegría; no hay necesidad de dolor ni sufrimiento.
Sabemos que la próxima vez dondequiera que elijamos encamarnos,
en cualquier plano de acción, llevaremos iodo el amor con nosotros.
El túnel del amor
Nuestra Última Puerta
es de Liberación, Amor y Paz.
Nos liberamos y entramos en el túnel de salida,
al final del cual encontramos
sólo Amor.
Un Amor que nunca hemos experimentado antes, un Amor total, incondicional, que todo lo abarca,
y una profunda Paz interior.
Todos los seres que hemos amado están ahí,
esperándonos, dándonos la bienvenida,
amándonos, guiándonos. Nunca volvemos a estar solos.
Es un momento de inmensa alegría, el momento de revisar, con amor,
nuestra última encarnación y adquirir sólo Sabiduría.
¡LAS LÁGRIMAS TAMBIÉN SON BUENAS!
Son el río de la Vida.
Nos ayudan a superar experiencias
profundamente emotivas.

FELIZ ASCENSIÓN

Sabes que me reuniré contigo
en lo que va a parecer un abrir y cerrar de ojos.

Una de las últimas cosas que me dijo mi amigo fue:
— ¿Nos estamos despidiendo?
—Sí —le contesté—. Por esta vida, sí.

Estas son mis ideas sobre la muerte y el morir. Ahora formula las tuyas. Sólo procura que sean consoladoras y amorosas.

La esencia vital está siempre con nosotros

Dejo marchar el pasado con facilidad y confío en el proceso de la Vida. Cierro la puerta de las viejas heridas y perdono a todo el mundo; también me perdono a mí. Visualizo un arroyo delante de mí. Agarro todas las viejas experiencias, los viejos agravios y penas, los lanzo al arroyo y veo cómo comienzan a disolverse y marcharse con la corriente hasta que se disipan y desaparecen totalmente. Soy libre, y codas las personas de mi pasado también lo son. Estoy a punto para avanzar hacia las nuevas aventuras que me aguardan. Las vidas vienen y van, pero yo siempre soy un ser eterno. 

Estoy rebosante de vida y vitalidad, sea cual sea el plano de acción en que me encuentre. El Amor me rodea, ahora y para siempre. ¡Y así es!

¡ÁMATE Y AMA TU VIDA!

Louise L. Hay

*Extracto de su libro ¡VIVIR! (capítulo 8) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario