Photobucket


NAMASTÉ


"Yo honro el lugar dentro de ti donde el Universo entero reside. Yo honro el lugar dentro de ti de amor y luz, de verdad, y paz. Yo honro el lugar dentro de ti donde cuando tú estás en ese punto tuyo, y yo estoy en ese punto mío, somos sólo Uno."



Photobucket



Un día me levanté y ví que algo había cambiado a mi alrededor, en mi. Me inundaba una serena sensación de Paz y Amor por todo lo creado. Una simple florecilla me parecía entonces lo más hermoso y más grande en su perfección. La sonrisa de un niño, las lágrimas de un anciano... Mirarme a mi misma en el espejo... El mundo en sí parecía tener colores de recién pintado.


Al principio, yo no entendía a que podía deberse aquel cambio que sólo yo parecía ver. Nadie a mi alrededor parecía ser consciente de que todo a su lado brillaba de otra manera excepto yo. Llegue incluso a pensar si no estaría volviéndome loca, pero no. Simplemente había tomado conciencia de quien soy.


Poco a poco, al principio con paso inseguro y un tanto sola, fui iniciando mi camino. Buscaba a ciegas información en los sitios mas insospechados. Era como si una voz interior me guiase. (No puedo dejar de sonreír ante este comentario: "una voz interior".) Lejos estaba entonces de saber que era precisamente eso lo que me impulsaba a seguir.


Pronto comencé a conocer a gente que se encontraban en mi misma situación. Pronto comenzaron a aparecer en mi vida personas, Almas de Luz, que me fueron guiando, ayudando, consolando cuando tropezaba y caía y empujándome cuando parecía que iba a desistir en mi labor.


Comprendí que significaba haber DESPERTADO. Comprendí la tarea que tenía por delante para llevar a buen puerto la misión que se me encomendó. Aprendí lo ya sabido de nuevo, como si fuera de nuevo un bebe recién nacido. Viaje en mis sueños a las ciudades de sanación.


Ahora sé que soy Amor porque provengo del AMOR del PADRE y que como tal, estoy para difundir ese mismo Amor por todo lo que ÉL creó. Que mi meta está en ir evolucionando hacía la perfección y en ayudar a aquellos de nuestros hermanos que comiencen su caminar como un día fui ayudada yo.

*********

Por todo esto puedo y debo deciros:

Yo soy Drisana, la hija del Sol.

Ese es el significado de mi nombre, al menos el nombre más antiguo que recuerdo haber tenido en esta dimensión desde la primera vez que encarne en mi amada Lemuria.

En este aquí y ahora he vuelto de renacer, he despertado a la verdad y he recordado. Me he reconocido en cada un@ de mis herman@s. He reaprendido a amar al Padre-Madre y a toda su Sagrada y Divina Creación.

Y he sentido el llamado ancestral que anclado en lo más profundo de mi Esencia, me empuja a ayudar e iluminar desde la humildad de mi Ser y como persona humana, al resto de mis herman@s que ya están despertando.

Es tiempo de volver a Ser aquello que tan profundamente duerme dentro de nosotr@s. Tiempo de abrir los ojos del Alma, de avivar la llama imperecedera del AMOR Incondicional que se guarda en la cámara mas secreta de nuestros corazones. Tiempo de reconocer nuestra parte Divina. Tiempo de entender que como parte de la más Pura Luz del PADRE, tenemos un trabajo que hacer, una misión que cumplir.

Es tiempo de regresar al Hogar.

¡Despertar!

Llegó la hora de volver a ser Unidad con el UNO y de brillar con su Infinita Luz.

Desde la LUZ y con el AMOR más puro y profundo, os pido que repitáis conmigo:

YO SOY el/la que YO SOY y como tal me manifiesto en la Serena Paz, la Pura Luz y el Infinito Amor Incondicional del PADRE-MADRE.

YO SOY el/la que YO SOY


Que la LUZ del PADRE ilumine siempre nuestros corazones y junto con sus Ángeles y Arcángeles, seamos dignos y capaces de llegar al mismo centro de SU corazón,


La Paz y el Amor con nosotros.


Drisana


lunes, 25 de mayo de 2015

GEMINIS, SIGNO QUE SIMBOLIZA LA ENERGÍA DE LA ALQUIMIA por Carolina G.


GEMINIS, SIGNO QUE SIMBOLIZA LA ENERGÍA DE LA ALQUIMIA
por
Carolina G.


Desde el Planeta Tierra giramos alrededor del Sol, y durante ese viaje que dura 365 días, un año, pasamos por 12 fases diferentes, los Doce Signos del Zodíaco. En este momento, luego de haber transitado por la energía de Tauro, el 21 de Mayo el Sol entró en Géminis, signo que simboliza la energía de la Alquimia.


Mientras giramos alrededor del Sol, desde nuestra Tierra recibimos la energía que irradian sus rayos. Esos rayos cambian su tonalidad energética según la fase de la órbita en la que nos encontremos en relación al Sol. Es decir, según cómo nos ubicamos en relación al Sol, recibiremos la luz de la energía zodiacal que se encuentre como telón de fondo en cada etapa del proceso. Ahí en donde está el Sol en relación a nosotros (en la Tierra), ahí va nuestra atención, y la Conciencia se llena de esa energía. Obviamente, esta influencia energética influye de forma diferente para cada persona, eso lo estudiamos en su Carta Natal, pero todos ahora estaremos recibiendo durante este mes la energía del Sol bajo el signo de Géminis.

Géminis es la energía de expresión y de contacto a través del pensamiento. Es un signo que corresponde al elemento Aire, modalidad Mutable. Géminis es la dualidad y nos irradia desde el Universo la conciencia de la relación, la unión, la fusión de los opuestos para compartirnos y crear lo nuevo. En este sentido, Géminis es el arquetipo astrológico de la Alquimia.

¿Que es la Alquimia?

El axioma básico de la Alquimia es el de María La Profetisa : “El Uno se convierte en Dos; el Dos, en Tres, y del Tercero sale el Uno como Cuarto”, axioma que tiene diferentes interpretaciones aunque todas ellas relacionadas con el consciente e inconsciente. Carl Jung sostenía que todo acto de adquirir conciencia es un acto de creación, a través de un cuádruple proceso natural de transformación en el ser humano, utilizando el lenguaje y las teorías de los alquimistas griegos.

En este sentido, los Cuatro Elementos de la Naturaleza -Fuego, Tierra, Aire y Agua- es lo que nos introduce en este proceso; y es la base del conocimiento de la Astrología Psicológica.

Entonces, la Alquimia es el proceso por el cual podemos fusionar dos energías, que al relacionarse crean una nueva entidad y así dan lugar a las creaciones subsiguientes. Este es el proceso de la Alquimia, y Géminis rige esta energía al presentar la dualidad y la asociación, la fusión para la trascendencia.

Géminis es dualidad, y a través de esa dualidad la luz crea un puente para unir el uno y el otro. Así, la energía de Géminis nos mueve para crear vínculos, asociaciones, abrir opciones. El crecimiento de la personalidad se basa en la apertura mental y capacidad de comunicación social e intelectual, tejiendo hilos mágicos que nos unen a los otros. Así se manifiesta concretamente: la capacidad para abrir nuevos caminos, nuevas formas de pensamiento acerca de la realidad presente, para crear los múltiples momentos subsiguientes.

Géminis y Mercurio

Géminis está regido por el planeta Mercurio. En la mitología, Mercurio es el Dios del intelecto, la comunicación, el comercio; aquella energía que une dos puntos, crea asociaciones y así abre opciones. En la mitología griega, Mercurio encuentra su correspondencia en Hermes Trimegisto, el alquimista.

Bien. Uno de los principios de la Astrología es el Principio de Polaridad, al igual que una de las 7 Leyes Herméticas del Kybalion: "Todo es doble, todo tiene dos polos". Rigiendo a la dualidad, Géminis rige también a todos los pares de opuestos, y en el Zodíaco tenemos seis pares de opuestos que forman los 12 signos. Con lo cual, Géminis rige el aprendizaje de la trascendencia de la energía de base, y ello es fundamental para trascender nuestra energía natal que, según mi mirada, es el objetivo de la vida.

Entonces, este nuevo ciclo que comenzamos con la entrada del Sol en Géminis, nos abre la oportunidad de tomar conciencia sobre la capacidad de crear nuevas opciones de pensamiento, y su energía de Aire nos irradia apertura social, conexión con el otro, comunicación, claridad para expresarnos y crear conversaciones que nos permitan mostrar nuestra interioridad de la forma más auténticamente posible.

Además, Mercurio ahora también está en Géminis, en este momento retrogradando, y con la combinación del Sol y Mercurio en este signo, crece la capacidad de observación y conciencia sobre el tipo de conversaciones que tenemos con nosotros mismos, el otro y el mundo, la tonalidad de nuestro discurso, y las palabras que nos decimos que somos, para luego comunicar y compartir nuestra energía con el otro.

¿Quíen soy? ¿Que quiero aquí y ahora?

Esas palabras elegidas para responder esas preguntas, son vibraciones, y esas vibraciones se irradian por todas las células de nuestro organismo. De manera que si encendemos la luz para ver claramente qué nos decimos que somos aquí y ahora, qué nos decimos que queremos crear como nuevo paso hacia nuestra realización personal; si observamos el tipo de vibración que creamos desde la mente para todas las células que nos componen; y si, además, podemos hacernos responsables de que esas vibraciones son nuestras porque las creamos nosotros desde nuestro centro, entonces pueden cambiar si elegimos cambiarlas; estaremos así plenamente presentes en la observación de la Conciencia para darnos cuenta hacia dónde dirigimos nuestro camino de vida. Eso es crear alquimia.

Durante este ciclo de Sol en Géminis se ilumina la expresión del Yo a través de las palabras, y la expansión del Ser se da a través de la autenticidad, transparencia, liviandad, creatividad y nuevas formas de construir los nexos que nos unen con los demás.

Aprovecha este tiempo para afinar tu mente y corazón, alinear tus sentimientos, pensamientos, y la expresión de todo aquello hacia el afuera. Porque únicamente somos felices cuando lo que expresamos de nosotros mismos guarda sintonía y armonía con aquello que pensamos y sentimos.

Comunicate de corazón a corazón. El tiempo es Ahora.


Carolina G.


***Publicado por ALTO ALEXUNDER en Sincrodestino: http://sincrodestino2012.ning.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario