Photobucket


NAMASTÉ


"Yo honro el lugar dentro de ti donde el Universo entero reside. Yo honro el lugar dentro de ti de amor y luz, de verdad, y paz. Yo honro el lugar dentro de ti donde cuando tú estás en ese punto tuyo, y yo estoy en ese punto mío, somos sólo Uno."



Photobucket



Un día me levanté y ví que algo había cambiado a mi alrededor, en mi. Me inundaba una serena sensación de Paz y Amor por todo lo creado. Una simple florecilla me parecía entonces lo más hermoso y más grande en su perfección. La sonrisa de un niño, las lágrimas de un anciano... Mirarme a mi misma en el espejo... El mundo en sí parecía tener colores de recién pintado.


Al principio, yo no entendía a que podía deberse aquel cambio que sólo yo parecía ver. Nadie a mi alrededor parecía ser consciente de que todo a su lado brillaba de otra manera excepto yo. Llegue incluso a pensar si no estaría volviéndome loca, pero no. Simplemente había tomado conciencia de quien soy.


Poco a poco, al principio con paso inseguro y un tanto sola, fui iniciando mi camino. Buscaba a ciegas información en los sitios mas insospechados. Era como si una voz interior me guiase. (No puedo dejar de sonreír ante este comentario: "una voz interior".) Lejos estaba entonces de saber que era precisamente eso lo que me impulsaba a seguir.


Pronto comencé a conocer a gente que se encontraban en mi misma situación. Pronto comenzaron a aparecer en mi vida personas, Almas de Luz, que me fueron guiando, ayudando, consolando cuando tropezaba y caía y empujándome cuando parecía que iba a desistir en mi labor.


Comprendí que significaba haber DESPERTADO. Comprendí la tarea que tenía por delante para llevar a buen puerto la misión que se me encomendó. Aprendí lo ya sabido de nuevo, como si fuera de nuevo un bebe recién nacido. Viaje en mis sueños a las ciudades de sanación.


Ahora sé que soy Amor porque provengo del AMOR del PADRE y que como tal, estoy para difundir ese mismo Amor por todo lo que ÉL creó. Que mi meta está en ir evolucionando hacía la perfección y en ayudar a aquellos de nuestros hermanos que comiencen su caminar como un día fui ayudada yo.

*********

Por todo esto puedo y debo deciros:

Yo soy Drisana, la hija del Sol.

Ese es el significado de mi nombre, al menos el nombre más antiguo que recuerdo haber tenido en esta dimensión desde la primera vez que encarne en mi amada Lemuria.

En este aquí y ahora he vuelto de renacer, he despertado a la verdad y he recordado. Me he reconocido en cada un@ de mis herman@s. He reaprendido a amar al Padre-Madre y a toda su Sagrada y Divina Creación.

Y he sentido el llamado ancestral que anclado en lo más profundo de mi Esencia, me empuja a ayudar e iluminar desde la humildad de mi Ser y como persona humana, al resto de mis herman@s que ya están despertando.

Es tiempo de volver a Ser aquello que tan profundamente duerme dentro de nosotr@s. Tiempo de abrir los ojos del Alma, de avivar la llama imperecedera del AMOR Incondicional que se guarda en la cámara mas secreta de nuestros corazones. Tiempo de reconocer nuestra parte Divina. Tiempo de entender que como parte de la más Pura Luz del PADRE, tenemos un trabajo que hacer, una misión que cumplir.

Es tiempo de regresar al Hogar.

¡Despertar!

Llegó la hora de volver a ser Unidad con el UNO y de brillar con su Infinita Luz.

Desde la LUZ y con el AMOR más puro y profundo, os pido que repitáis conmigo:

YO SOY el/la que YO SOY y como tal me manifiesto en la Serena Paz, la Pura Luz y el Infinito Amor Incondicional del PADRE-MADRE.

YO SOY el/la que YO SOY


Que la LUZ del PADRE ilumine siempre nuestros corazones y junto con sus Ángeles y Arcángeles, seamos dignos y capaces de llegar al mismo centro de SU corazón,


La Paz y el Amor con nosotros.


Drisana


miércoles, 24 de agosto de 2016

SOLO POR EL DIA DE HOY DARÉ Y ESTARÉ ABIERTO PARA RECIBIR - - Por Abhishek Thakore


*Sobre dar y recibir

SOLO POR EL DIA DE HOY DARÉ Y ESTARÉ ABIERTO PARA RECIBIR
Por  Abhishek Thakore


Da y recibirás.

Mira a tu alrededor y notaras que nos han condicionado para querer, querer más y más cosas.  Los anuncios y los medios de comunicación nos han hecho creer que no podremos ser felices hasta que no tengamos determinado producto o servicio.  Nos convirtieron en un niño que siempre quiere. 

Cuando empecé a estudiar economía  leí que : “Los quereres del ser humano son ilimitados”.  Ahora más que nunca entiendo la verdad de esta afirmación.  Si un hombre moderno se encuentra la lámpara de Aladino, su primer deseo será poseer algo que no tiene –como un coche o una computadora.  Para el segundo deseo quizá pida una gran mansión o un castillo o fama.  Y estoy seguro que para el tercer deseo, ¡pedirá otros tres deseos!

Todos hemos escuchado el cliché:  “El verdadero placer está en dar”, pero nunca lo hemos experimentado en realidad, porque si lo hicieras, verías cuán cierto es.  Antes de entrar en los detalles del tema de dar, necesitas entender cómo hacerlo.  ¡Dar es un arte en sí mismo!

Cuando estás dando, lo más importante es la intención que está detrás del acto, ¿por qué estás dando?   Si la acción de dar te hace sentir como si perdieras algo, entonces no es benéfico.   El dar verdadero es por gozo, es para entender las necesidades de los demás y tratar de satisfacerlas.  Entenderás a qué me refiero cuando des y te sientas feliz por ello.

La India ha sido una tierra de generosidad.  El rey Harsha Vardhan dio sus joyas y sus ropas para donarlas al pueblo.  Y también Karna, que daba todo lo que se le pedía, incluso dio el escudo protector que lo hacía invencible.  Así es la grandeza de dar.

Tienes que ser el que da para experimentar ese gozo, y puedes empezar ahora mismo.  Hay muchas personas a tu alrededor  a quien puedes dar cualquier cosa de valor duradero.  Cuando añades valor a su vida, ellos añadirán valor a la tuya.  Cuando das, recibes.

Este universo también funciona en circulación –donde no hay circulación, hay asfixia.  Mira tu cuerpo por ejemplo.  Constantemente está inhalando oxigeno y exhalando bióxido de carbono.  Tu sangre fluye constantemente por todo tu cuerpo; si se bloqueara este flujo, te crearía problemas.  Prueba atándote un cordón en la punta de tu dedo para impedir el flujo de sangre,  pronto se pondrá morado y frío.  Y si pasara mucho tiempo también perdería la sensación.

Es una ley universal que todo lo que se estanca, se descompone.  De la misma manera, tú necesitas estar en circulación constante.  Lo que des no tiene que ser costoso. Mira a Sudama, quien tomó tres puños de arroz para su amigo Lord Krishna, pero dio algo.  El hecho en sí es lo que cuenta.

Olvídate del costo, lo que des no tiene que ser material, puede ser un simple pensamiento.  Puedes orar por la persona o mandarle bendiciones.  También éstos son actos de dar.

Cuando das, creas un vacío en tu interior, y la naturaleza aborrece el vacío.  De manera que más fluirá a tu vida.  El diezmo –dar el diez por ciento de tu ingreso a la iglesia- es una manera excelente de mantener la circulación del dinero.  Comienza a dar ahora y verás el flujo dinámico que pondrás en marcha.  Solo asegúrate de que cuando des, lo hagas con un corazón agradecido y con la intención de beneficiar a la otra persona.

El otro componente de dar es recibir.  Verás que cuando empieces a dar, tu vida se llena de regalos.  Aunque debo advertirte algo: ¡no esperes que suceda esto y no des por esa razón!  Sin embargo, cuando los regalos lleguen a ti, acéptalos con agradecimiento.  Sé abierto a recibir también.  ¡Esa circulación hará que tu espiritualidad sea más sana!  Y recuerda, hay más que suficiente para todos en este universo.


Abhishek Thakore

No hay comentarios:

Publicar un comentario