Photobucket


NAMASTÉ


"Yo honro el lugar dentro de ti donde el Universo entero reside. Yo honro el lugar dentro de ti de amor y luz, de verdad, y paz. Yo honro el lugar dentro de ti donde cuando tú estás en ese punto tuyo, y yo estoy en ese punto mío, somos sólo Uno."



Photobucket



Un día me levanté y ví que algo había cambiado a mi alrededor, en mi. Me inundaba una serena sensación de Paz y Amor por todo lo creado. Una simple florecilla me parecía entonces lo más hermoso y más grande en su perfección. La sonrisa de un niño, las lágrimas de un anciano... Mirarme a mi misma en el espejo... El mundo en sí parecía tener colores de recién pintado.


Al principio, yo no entendía a que podía deberse aquel cambio que sólo yo parecía ver. Nadie a mi alrededor parecía ser consciente de que todo a su lado brillaba de otra manera excepto yo. Llegue incluso a pensar si no estaría volviéndome loca, pero no. Simplemente había tomado conciencia de quien soy.


Poco a poco, al principio con paso inseguro y un tanto sola, fui iniciando mi camino. Buscaba a ciegas información en los sitios mas insospechados. Era como si una voz interior me guiase. (No puedo dejar de sonreír ante este comentario: "una voz interior".) Lejos estaba entonces de saber que era precisamente eso lo que me impulsaba a seguir.


Pronto comencé a conocer a gente que se encontraban en mi misma situación. Pronto comenzaron a aparecer en mi vida personas, Almas de Luz, que me fueron guiando, ayudando, consolando cuando tropezaba y caía y empujándome cuando parecía que iba a desistir en mi labor.


Comprendí que significaba haber DESPERTADO. Comprendí la tarea que tenía por delante para llevar a buen puerto la misión que se me encomendó. Aprendí lo ya sabido de nuevo, como si fuera de nuevo un bebe recién nacido. Viaje en mis sueños a las ciudades de sanación.


Ahora sé que soy Amor porque provengo del AMOR del PADRE y que como tal, estoy para difundir ese mismo Amor por todo lo que ÉL creó. Que mi meta está en ir evolucionando hacía la perfección y en ayudar a aquellos de nuestros hermanos que comiencen su caminar como un día fui ayudada yo.

*********

Por todo esto puedo y debo deciros:

Yo soy Drisana, la hija del Sol.

Ese es el significado de mi nombre, al menos el nombre más antiguo que recuerdo haber tenido en esta dimensión desde la primera vez que encarne en mi amada Lemuria.

En este aquí y ahora he vuelto de renacer, he despertado a la verdad y he recordado. Me he reconocido en cada un@ de mis herman@s. He reaprendido a amar al Padre-Madre y a toda su Sagrada y Divina Creación.

Y he sentido el llamado ancestral que anclado en lo más profundo de mi Esencia, me empuja a ayudar e iluminar desde la humildad de mi Ser y como persona humana, al resto de mis herman@s que ya están despertando.

Es tiempo de volver a Ser aquello que tan profundamente duerme dentro de nosotr@s. Tiempo de abrir los ojos del Alma, de avivar la llama imperecedera del AMOR Incondicional que se guarda en la cámara mas secreta de nuestros corazones. Tiempo de reconocer nuestra parte Divina. Tiempo de entender que como parte de la más Pura Luz del PADRE, tenemos un trabajo que hacer, una misión que cumplir.

Es tiempo de regresar al Hogar.

¡Despertar!

Llegó la hora de volver a ser Unidad con el UNO y de brillar con su Infinita Luz.

Desde la LUZ y con el AMOR más puro y profundo, os pido que repitáis conmigo:

YO SOY el/la que YO SOY y como tal me manifiesto en la Serena Paz, la Pura Luz y el Infinito Amor Incondicional del PADRE-MADRE.

YO SOY el/la que YO SOY


Que la LUZ del PADRE ilumine siempre nuestros corazones y junto con sus Ángeles y Arcángeles, seamos dignos y capaces de llegar al mismo centro de SU corazón,


La Paz y el Amor con nosotros.


Drisana


viernes, 25 de noviembre de 2016

MANTENTE JUSTO CUANDO TE HAN TRATADO INJUSTAMENTE - - por Rick Hanson


MANTENTE JUSTO CUANDO TE HAN TRATADO INJUSTAMENTE
por Rick Hanson

Es fácil tratar bien a la gente cuando te han tratado bien. La verdadera prueba es cuando te han tratado mal.

Piensa en ocasiones en que has sido tratado realmente mal, ocasiones grandes o pequeñas. Quizá alguien te robó algo, puso a otros en contra tuya, rompió un compromiso, te traicionó, o te habló injusta o abusivamente.

Cuando suceden este tipo de cosas, me enojo, me siento dolido, sorprendido, herido, triste. Naturalmente, surgen las ganas de vengarse y castigar, lograr que otros estén de acuerdo conmigo, y argumentar en contra de la otra persona en mi mente.

Estos sentimientos e impulsos son normales. Pero ¿Qué pasa si te ves atrapado en estas reacciones y vas demasiado lejos? (Lo cual es diferente a mantenerte calmo, viendo las cosas en perspectiva, y actuando sabiamente- lo que exploraré más abajo). Usualmente hay una descarga y una satisfacción, y te sientes justificado. Se siente bien. Pero usualmente después vienen los problemas. La otra persona también sobrereacciona en un círculo vicioso. Otras personas - familiares, amigos, colegas - se ven involucrados, enturbiando más las aguas. No te ves muy bien cuando actúas desde la rabia, y los demás lo recordarán. Se vuelve aun más difícil superar la situación de una manera razonable. Después de que se calman las cosas, te sientes mal.

Como el Buddha dijo hace bastante tiempo: "Enojarse con otra persona es como tirar carbones encendidos con las manos desnudas: ambos se queman". Puedes ver esto mismo sucediendo a escala internacional. Gandhi lo describió muy bien: "Ojo por ojo, y todos acabaremos ciegos"

Seguro que necesitas aclarar tu posición, poner límites, y hablar  con la verdad. El arte - ¡y estoy todavía trabajando en eso yo también! - es hacer esto sin los excesos de rabia que tienen mas consecuencias para ti, para otros y para nuestro frágil planeta.
  
¿Cómo? 

Comienza por centrarte, lo cual toma usualmente unos doce segundos:

·  Toma una Pausa - Raramente te metes en problemas por lo que no dices o lo que no haces. Date el regalo del tiempo, incluso por unos pocos segundos.

·  Ten compasión hacia ti mismo - Este es el momento de sentir "¡Auch!, esto dolió, ojalá esto no hubiera pasado". Un truco neurológicamente inteligente para activar la auto-compasión consiste en recordar el sentimiento de estar con alguien a quién le importas.

·  Ponte en tu propio lado - Esto significa estar para ti mismo, no en contra de otros. Puede ayudarte el  recordar  un momento en que te hayas sentido fuerte, como cuando has realizado algo físicamente desafiante, o cuando has defendido a alguien a quien quieres.

·  Elabora un plan - Empieza a pensar en lo que vas a hacer, o por lo menos por donde vas a comenzar.

Y ahora que estás sobre un piso más firme, aquí hay algunas sugerencias prácticas; utiliza aquellas que te gusten:

·  Clarifica los hechos - ¿Qué pasó realmente?

·  Evalúa el evento negativo con precisión - En una escala de atrocidad de 0 a 10 (una mirada fea es un 1 y una guerra nuclear un 10), ¿qué tan malo fue realmente? Si el evento es un 3 en la escala de atrocidad, ¿Por qué tengo reacciones de 5 ó 9 en la escala de respuesta de 0 - 10?

·  Ver la perspectiva global - Reconoce los aspectos positivos o neutros de la situación mezclados con los negativos. Pon la situación en el contexto más amplio de las cosas positivas no relacionadas con este hecho que te estén pasando, y de tu vida en general. Observa el contexto más amplio de todos: cómo tus experiencias cambian continuamente y no vale la pena quedarse enganchado en ellas.

·  Reflexiona sobre la otra persona - Considera las "10.000 causas" que llevaron a la otra persona a actuar de la manera en que lo hizo. Ten cuidado al asumir que fue intencional; muchas veces eres sólo un actor en la obra dramática de otra persona. Trata de tener compasión hacia la otra persona, lo cual te hará sentir mejor. Si es posible, asume responsabilidad por tu propia contribución en el asunto (pero no te culpes injustamente).Puedes desarrollar compasión y  perdón hacia otros aun considerando que sus acciones fueron moralmente incorrectas.

·  Haz concretamente lo que puedas - Si es posible, protégete de personas que te hagan daño; disminuye la relación al tamaño que sea seguro. Busca apoyo; es importante para los otros "ser testigos" cuando seas maltratado. Refuerza tus recursos. Busca buenos consejos -de un amigo, terapeuta, abogado, o incluso la policía. Si es apropiado, busca justicia.

·  Actúa con virtud unilateral - Vive según tu código ético incluso si otros no lo hacen. esto te hará sentir bien, hará que otros te respeten, y creará la mejor posibilidad de que la persona que te hizo daño te trate mejor en el futuro.

·  Di lo que necesite decirse - Hay una buena fórmula del área de la "comunicación no violenta": "Cuando pasa X (dicho objetivamente; no "cuando eres un idiota"), yo siento Y (emociones; no "siento que eres un idiota"), porque necesito Z (necesidades profundas como: "para estar seguro, sentirme respetado, emocionalmente cercano a otros, autónomo y no mandoneado").

Luego, si fuera útil, puedes hacer un pedido concreto para el futuro. Algunos ejemplos: "Si te molesto, ¿Puedes hablarme directamente?" "Puedes no insultarme?" "¿Puedes tratar tus compromisos conmigo y con los niños tan seriamente como los de tu trabajo?"

·  Sigue adelante - Por tu propio bien, comienza a soltar tus pensamientos y sentimientos  de ira y resentimiento. Detén las rumiaciones obsesivas sobre el pasado, y focalízate en el presente y el futuro. Enfócate en lo que va bien, en aquello por lo que sientas gratitud. Realiza actividades placenteras.

En el jardín de tu vida, seguro que tienes que arrancar algunas malezas, pero céntrate en sembrar flores.

 ·  Cultiva la paz - Todo lo que realmente puedas hacer es lo que puedes hacer. Otros van a hacer lo que hagan, y en realidad, a veces no va a ser excelente. Muchas personas desilusionan: tienen millones de cosas rondando en la cabeza, la vida ha sido dura, tuvieron una infancia complicada, su ética es confusa, su pensamiento es poco claro, etc. Es el mundo real, y no puede ser perfecto.

Debes encontrar paz en tu corazón, no afuera en el mundo. Una paz que provenga de observar con claridad, de construir y focalizarse en las cosas positivas en tu jardín, y de soltar para dejar ir.

Rick Hanson

No hay comentarios:

Publicar un comentario