NAMASTÉ



"Yo honro el lugar dentro de ti donde el Universo entero reside. Yo honro el lugar dentro de ti de amor y luz, de verdad, y paz. Yo honro el lugar dentro de ti donde cuando tú estás en ese punto tuyo, y yo estoy en ese punto mío, somos sólo Uno."


Un día me levanté y ví que algo había cambiado a mi alrededor, en mi. Me inundaba una serena sensación de Paz y Amor por todo lo creado. Una simple florecilla me parecía entonces lo más hermoso y más grande en su perfección. La sonrisa de un niño, las lágrimas de un anciano... Mirarme a mi misma en el espejo... El mundo en sí parecía tener colores de recién pintado.

Al principio, yo no entendía a que podía deberse aquel cambio que sólo yo parecía ver. Nadie a mi alrededor parecía ser consciente de que todo a su lado brillaba de otra manera excepto yo. Llegue incluso a pensar si no estaría volviéndome loca, pero no. Simplemente había tomado conciencia de quien soy.

Poco a poco, al principio con paso inseguro y un tanto sola, fui iniciando mi camino. Buscaba a ciegas información en los sitios mas insospechados. Era como si una voz interior me guiase. (No puedo dejar de sonreír ante este comentario: "una voz interior".) Lejos estaba entonces de saber que era precisamente eso lo que me impulsaba a seguir.

Pronto comencé a conocer a gente que se encontraban en mi misma situación. Pronto comenzaron a aparecer en mi vida personas, Almas de Luz, que me fueron guiando, ayudando, consolando cuando tropezaba y caía y empujándome cuando parecía que iba a desistir en mi labor.

Comprendí que significaba haber DESPERTADO. Comprendí la tarea que tenía por delante para llevar a buen puerto la misión que se me encomendó. Aprendí lo ya sabido de nuevo, como si fuera de nuevo un bebe recién nacido. Viaje en mis sueños a las ciudades de sanación.

Ahora sé que soy Amor porque provengo del AMOR del PADRE y que como tal, estoy para difundir ese mismo Amor por todo lo que ÉL creó. Que mi meta está en ir evolucionando hacía la perfección y en ayudar a aquellos de nuestros hermanos que comiencen su caminar como un día fui ayudada yo.


*********


Por todo esto puedo y debo deciros:


Yo soy Drisana, la hija del Sol.


Ese es el significado de mi nombre, al menos el nombre más antiguo que recuerdo haber tenido en esta dimensión desde la primera vez que encarne en mi amada Lemuria.


En este aquí y ahora he vuelto de renacer, he despertado a la verdad y he recordado. Me he reconocido en cada un@ de mis herman@s. He reaprendido a amar al Padre-Madre y a toda su Sagrada y Divina Creación.


Y he sentido el llamado ancestral que anclado en lo más profundo de mi Esencia, me empuja a ayudar e iluminar desde la humildad de mi Ser y como persona humana, al resto de mis herman@s que ya están despertando.


Es tiempo de volver a Ser aquello que tan profundamente duerme dentro de nosotr@s. Tiempo de abrir los ojos del Alma, de avivar la llama imperecedera del AMOR Incondicional que se guarda en la cámara mas secreta de nuestros corazones. Tiempo de reconocer nuestra parte Divina. Tiempo de entender que como parte de la más Pura Luz del PADRE, tenemos un trabajo que hacer, una misión que cumplir.


Es tiempo de regresar al Hogar.


¡Despertar!


Llegó la hora de volver a ser Unidad con el UNO y de brillar con su Infinita Luz.


Desde la LUZ y con el AMOR más puro y profundo, os pido que repitáis conmigo:


YO SOY el/la que YO SOY y como tal me manifiesto en la Serena Paz, la Pura Luz y el Infinito Amor Incondicional del PADRE-MADRE.


YO SOY el/la que YO SOY



Que la LUZ del PADRE ilumine siempre nuestros corazones y junto con sus Ángeles y Arcángeles, seamos dignos y capaces de llegar al mismo centro de SU corazón,


La Paz y el Amor con nosotros.


Drisana

viernes, 21 de enero de 2011

DECRETAR - - CÓMO Y DONDE HACER LOS DECRETOS


DECRETAR

CÓMO Y DONDE HACER LOS DECRETOS




Para orar tenemos que tener en cuenta las siguientes condiciones:


Al iniciar una sesión de decretos siempre conviene realizar una protección para evitar interferencias mentales de seres de la sombra, la protección podría ser de la siguiente manera:


"En el nombre de mi presencia Yo Soy invoco la protección del amado Arcángel Miguel y su legión de ángeles de la llama azul para esta sesión de decretos para la humanidad y el planeta ajustándose a sus necesidades".


La oración hablada en voz alta es mejor que la oración silenciosa, debemos buscar un lugar apropiado donde halla tranquilidad pero en caso de imposibilidad podemos hacerlo mientras realizamos nuestras tareas rutinarias o de paseos, o en el automóvil mientras conducimos, con lo cual sabemos que no tenemos un cien por cien de eficacia, pero ya es una protección.


Si lo hacemos en las tranquilidad de nuestra casa conviene encender una vela, poner cristales, ya sea de cuarzo o sea similares, también podemos poner imágenes de santos o maestros ascendidos, incluso de aquellos seres por los cuales estamos orando. Si nuestro altar está en un ambiente que haya polvo, desorden, aire viciado impide el flujo de la energía espiritual, hacen que nuestros decretos no tengan la eficacia esperada.


También ayuda el encender sahumerio y tener una música suave y de bajo volumen.


Esto hace que los ángeles se acerquen con más ánimos para llevar nuestras plegarias a los planos a donde están destinados.


Los podemos hacer de pie o sentados, no debemos cruzar nuestras piernas o brazos para evitar un cortocircuito de la corriente de energía que debe fluir a través nuestro y que son destinados a bendecir la humanidad o favorecer a una determinada persona si es el caso que estamos pidiendo por ello.


También es importante mantener una postura correcta en un asiento que sea firme, lo cual es estar sentado en forma erguida con la columna vertebral recta, evitar el uso de goma de mascar (chicle) mientras se ora, porque ello distrae nuestra atención.


Respirar profundamente y rítmicamente para aprovechar el poder del aliento de Dios.

Mientras se está decretando la cabeza debe estar erguida para que el chakra laríngeo no sea obstruido. Las manos deben estar libres con las palmas hacia arriba y apoyada en los muslos en el caso de recitar los decretos de memoria, los dedos pulgar e índice pueden está tocándose, haciendo el mudra Chin (dedo pulgar e índice juntos); en caso de tener que leer el decreto este debe de estar a la altura de los ojos para no inclinar la cabeza.




José Ignacio Rigoni



- - Yo os digo:

Decretar con profundo amor (nunca bajo la rabia o el rencor), visualizar lo que tanto anhelais, fíjaros en los detalles, en el olor del lugar o las personas que te acompañan, en ese sentimiento cálido que persigues, por ejemplo, ese que da el hogar aunque se esté en la distancia. Fíjaros en el cielo e imaginar su color, observar muy bien a vuestro alrededor y sentir el olor del aire, observar el tono rosa de la flor de ese hermoso árbol que tienes frente a ti. No omitais detalles, no olvideis imprimir los sentimientos que quiereis obtener con ese decreto e incluir en él, a los que a vuestro lado quieres tener, para que los arrope también, porque en el afán de decretar triunfos, éxitos, conquistas, victorias y premios, sin daros cuenta pudeis dejar en el pasado, vuestros afectos más cercanos y encontraros un día, cumpliendo vuestros sueños de reconocimiento, aplausos, laureles y vítores completamente solos en lo profundo de vuestro corazón, sintiéndoos vacíos y sin derechos.


Dios le dijo a Job (Job 22:28 ):


"Decidirás una cosa, y se te cumplirá,
Y en tus caminos resplandecerá la luz"


Y, si Dios lo dijo... no hay que dudar de su Santa Palabra.

2 comentarios: